We are the working mamas

Soy una mamá trabajadora, y eso se nota en mis looks. En mis talleres para mamás, siempre comienzo hablando sobre esto, es inevitable que con la maternidad cambie nuestra forma de vestir, aunque también debemos mantener nuestro estilo propio.

En mi caso, tengo la suerte de poder ir a buscar a Rafa a la guardería justo después de trabajar. Es lo mejor del día, porque sólo con ver su cara cuando entro por la puerta hace que todo merezca la pena. Pero eso también significa que, si vamos a ir al parque, no hay lugar para los tacones, ni para según que faldas, las medias me sobran, los bolsos de mano están prohibidos y de los tejidos delicados ya ni hablamos.

Mamás del mundo, ¡no estáis solas! A mí también me encanta ir a trabajar estilosa y poder correr detrás de Rafa por el mismo precio. Así que he pensado daros unas claves que a mí me funcionan, para que las pongáis en práctica:

  • Quítate centímetros: con cuatro basta, y si son menos, no pasa nada. Mis favoritos son lo de Ursulitas, que son súper fashion y extra cómodos. Para mí, son los zapatos ideales para las mamás. Pero, además de los tacones, hay muchas opciones, desde las bailarinas hasta las slipers pasando por los brogues u oxford (típico zapato masculino con cordones)
  • Mezcla formal + informal: ya he dicho que no es lo ideal para las mamás el ponernos unos taconazos o un pantalón de seda, pero sí podemos combinar algunas prendas más chic con otras más informales. Por ejemplo, os sugiero que utilicéis una americana. Ahora en verano, podéis escoger una en colores vivos como la que llevo yo en las fotos. Tiene el poder de añadir seriedad al outfit, e incluso con unas sneakers podéis estar fantásticas.
  • Ayúdate con los complementos: unos pendientes especiales, un collar de colores, pulseritas y anillos midi pueden ser elementos que marquen la diferencia.
  • El bolso es tu arma secreta: el mío desde luego, no es pequeño. Pero siempre hay trucos: escoge un modelo shopper que este mío de Parfois, que lleva dentro otro minibolso con cremallera donde guardar la cartera, las llaves, el móvil y todas las pequeñas cosas para encontrarlas rápidamente.
  • Siéntete cómoda: piensa que vas a llevar la misma ropa durante muchas, muchas horas. De nada vale que te emociones preparando un look súper chulo si a mitad de mañana quieres arrancarte los pies o te pica la lana del jersey. Elige las prendas con cabeza y guarda los conjuntos más complicados para esos días en los que los abuelos o el papá van a recoger a los niños al cole.

mamas

 

mamas

 

IMG_3500_renamed_31018

 

mamas

 

IMG_3520_renamed_13538

 

mamas

 

mamas

 

Como veis, es casi más importante que para los demás que las mamás trabajadoras tengamos un buen fondo de armario que nos ayude en nuestro día a día y nos saque de cualquier apuro.

Espero que os haya gustado el post y os haya dado ideas para vestir con estilo en vuestro día a día.

Prometo escribir otro post para los papás trabajadores que después se van a correr detrás de sus hijos, que también tiene tela verlos vestidos de traje.

¡Un fuerte abrazo, estilosas!

Una guía que cambiará tu forma de ver la ropa que tienes en el armario

¿Estás aburrida de verte siempre igual frente al espejo? ¿Necesitas un cambio radical en tu estilo? ¿Te gustaría aumentar tu confianza en ti misma con unas pautas muy sencillas?

Cambiar los hábitos que realizas en tu día a día para elegir tus prendas te aportará la confianza, la seguridad y la fuerza que necesitas para conseguir tus objetivos personales y profesionales.

¡Gracias por suscribirte!

No hay respuestas a "We are the working mamas"


    ¿Tienes algo que decir?