Pre-mamá y recién-mamá

Se acerca el final

69,95

Cuando te conviertes en madre, tu vida cambia, tu cuerpo cambia, y es posible que hasta tu estilo cambie. Y además, tienes menos tiempo para una actividad que antes te encantaba: ir de compras. Analizaremos tus nuevas necesidades estilísticas, veremos qué colores son los que más te favorecen y qué tipo de prendas le sientan mejor a tu silueta. Y para terminar, saldremos de shopping.