Seleccionar página

¡Hola soñadoras! Hoy os quiero hablar de un complemento que es mucho más que un saco para meter el monedero, el móvil, las gafas de sol, las laves de casa… el bolso, un gran compañero y un aliado para sacar el máximo partido a nuestro cuerpo.

Aunque parezca increíble, el bolso puede hacernos más altas o más bajas, puede acentuar el pecho o disimularlo… Sólo hay que saber elegirlo bien:
Si eres alta: elige un bolso mediano o grande. Si el bolso es muy pequeño, en escala con tu cuerpo te hará parecer más alta. Cuanto más volumen tenga tu bolso, más te favorecerá. El bolso pequeño sólo te lo recomiendo para eventos formales.
Aquí, la actriz Jessica Simpson comete un error, al elegir un bolso demasiado grande para su estatura. Con su 1,61 le favorecería más un bolso más pequeño.

Si eres bajita: aplica la norma contraria, escoge bolsos pequeños que se adapten a tu cuerpo. Evita los bolsos de asa larga o cruzados, y llévalos por encima de la cadera.

Aquí sí, Jessica Simpson ha hecho la elección correcta, con un pequeño clutch mucho más acorde con su cuerpo.

Pecho voluminoso: lo mejor si no quieres marcarlo más de la cuenta es evitar los bolsos cruzados. Escoge bolsos de asa media o larga, ya que los de asa corta quedarían demasiado cerca de la zona pectoral.
Los bolsos de mano, grandes o pequeños serán tus grandes aliados. Mira lo favorecida que está Pamela Anderson con este cambio de look y su bolso de mano en contraste con el vestido dorado.

Cadera ancha: escoge bolsos de asa corta, intenta que no te lleguen a la cadera, o se acentuaría visualmente. Mejor sólo hasta la cintura o axila.

 

A Mischa Barton le hubiera favorecido más un bolso más corto, siempre por encima de la cadera.

Cuerpo sinuoso contra cuerpo recto: Para el primero, busca bolsos con líneas rectas y alargadas: juega con las cadenas y con las asas largas para estilizarlo. Si tienes el cuerpo recto, prueba todo lo contrario: bolsos con formas redondeadas.

 

Las actrices Christina Hendriks y Jennifer Aniston aciertan con la elección de sus bolsos: la primera usa un modelo de líneas muy rectas, y la segunda, uno de líneas redondeadas, que hubiera sido perfecto si fuera un poquito más pequeño.

Espero que os haya resultado útil el post, y que pongáis en práctica todos estos trucos.

¡Un beso muy fuerte!