Seleccionar página

¡Ay, que ya está aquí el verano!Unos lo adoramos (¡yo!), y otras, lo odian un poquito, porque el cuerpo está mucho más expuesto. Por eso, quiero enseñarte cinco trucos fáciles para sacarte partido durante el verano.

Sé que en ocasiones, es difícil enfrentarse a estas fechas. Con el calor, casi te ves obligada a enseñar tus brazos, tus piernas y a quitarte capas, con lo que te sientes insegura.

Lo primero que tienes que hacer en mirarte al espejo. Pero mírate bien, ¿eh? No lo hagas sólo con los ojos de: odio mi cuerpo.

Mírate con objetividad, con optimismo, y con la clara idea de que tu cuerpo es tu templo, y hay partes preciosas que te encantan.

Una vez que las tengas localizadas, sigue estos trucos fáciles para sacarte partido durante el verano, y dime si te han resultado:

  • Súbete unos centímetros: nos cuesta porque somos unas comodonas, pero, en cuando nos subimos a unos tacones, o a unas cuñas, notamos la diferencia. Nos vemos más esbeltas y más seguras de nosotras mismas.
  • Utiliza los colores claros en tus zonas más top: Los colores claros llaman la atención, así que si lo que te encantan tus piernas, prueba a ponerte un pantalón blanco, y deja los tonos oscuros para la parte superior, o al revés. La vista se irá directa allí.

trucos fáciles para sacarte partido en verano

  • Usa prendas de rayas: las rayas estilizan, así que, ¿por qué no usarlas para verte mejor? Hay montón de pantalones de rayas en verano, no te costará encontrar un modelo que se ajuste a tu silueta y presupuesto.
  • Potencia las zonas de tu cuerpo que sí te gustan: ¿Qué te parecen tus hombros? ¿No crees que son bonitos y sexys? ¿Y tu cuello? ¿Qué piensas de tus piernas? Sea cual sea la zona que te guste, enséñala más, o ponle adornos y detalles que llamen la atención. Verás como enseguida se te olvida lo que no te gustaba tanto.

trucos fáciles para sacarte partido en verano

  • No te olvides de los accesorios: y ponlos ahí donde quieras que se vayan los ojos del que te mira: ya sea en forma de pendientes, collares, anillos, bolso… úsalos para atraer la atención, y si eres atrevida, aprovecha el verano para probar algunos modelos arriesgados.

Es así de fácil, recuerda que, en muchas ocasiones, la percepción que tienes de tu propio cuerpo es sólo tuya, y debes trabajar para cambiarla poco a poco, para quererte más.

Olvídate de esconder lo que te disgusta y preocúpate por potenciar lo que te gusta.

Ese es el verdadero trabajo que te animo a que hagas este verano, y para ello no te dejo sola, aquí me tienes para lo que necesites.

¡Un abrazo!

Sara