Ya es oficial. Si no has vuelto a la rutina, seguramente lo harás el lunes.

A unos nos cuesta más, a otros nos cuesta menos… otros hasta sufren la llamada depresión post vacacional.

Y es que no es fácil olvidarse de la playa, de los viajes, del relax… y volver al trabajo.

Hoy quiero mostrarte una manera de que este año, la vuelta al trabajo sea más llevadera.

Porque la ropa, como en cada situación de nuestra vida, nos ayuda a cambiar nuestro estado de ánimo y a sacar lo mejor de nosotros.

Si estás triste y deprimida porque no quieres retomar la rutina, automáticamente tenderás a vestirte con colores oscuros y ropa holgada.

¡No lo hagas! No te dejes llevar por el pesimismo y sigue estos consejos:

  • Abre tu armario y elije tu vestido favorito. No habrá otro día mejor para llevarlo que ese.
  • Utiliza colores vivos y luminosos que te alegren el día, como el rojo, el verde, el amarillo, el naranja…
  • Si tienes que estar muchas horas sentada, opta por estilismos cómodos, sobre todo los primeros días.
  • Lo mismo te digo sobre los zapatos de tacón, si te has pasado el verano con las chanclas de la playa, no te pongas los taconazos el primer día de trabajo.
  • El truco infalible (para todo): ¡el pintalabios! Acompañado de una sonrisa, por supuesto.

 

rutina

IMG_3929

IMG_3933

IMG_3935

IMG_3940
IMG_3950

 

Las fotos que te enseño hoy son del look que usé en la última boda que estuve. Me pone de muy buen humor recordar lo bien que lo he pasado este verano, y me encanta este vestido.

¡No me importaría nada empezar mi primer día de trabajo vestida así!

Aquí te dejo los links a las prendas por si te interesan: