Cuando un hombre se va de boda… ¡siempre tendrá a su estilista cerca!

¿Os he dicho alguna vez cuánto me gusta mi trabajo? Cuando una chica tan maravillosa como Julia, de Sommes Démodé, te hace el encargo de sorprender a su novio con una asesoría para una boda, no puedes evitar dar saltos de alegría.

Josué tenía una boda en agosto. Era una cita muy importante para él, porque eran unos amigos muy especiales, pero no se exigía una etiqueta estricta.

Él quería ir cómodo, pero desde luego, moderno. Si no, no hubiera sido Josu. Y además, le hacía ilusión compartir algún accesorio con su hijo de un año, Jon.

¿Puede haber un reto más genial para una Personal Shopper?

Fue divertidísimo buscar ropa para Josu. Pude ser excesiva en los estampados, tejidos, diseños… porque él puede con todo, todo se adapta a su cuerpo y todo le sienta bien, cuanto más original, mejor.

Así que no me corté un pelo. ¿Flores? Flores. ¿Sneakers? Sneakers. ¿Tirantes? Tirantes. Creo que el resultado salta a la vista: moderno pero moderado, elegante pero casual y fiel a su esencia 100%.

El pantalón y la chaqueta le quedan como un guante, y el azul de la camisa contrasta súper bien con el negro del traje y el blanco de las zapatillas.

Gracias, gracias, gracias por ser tan auténtico, ha sido un privilegio prepararte esta asesoría para la boda de tus amigos.

¡El mundo necesita más hombres valientes! No hay que tenerle miedo a la moda, si no utilizarla en vuestro beneficio.

Muchísimas gracias Josu y Julia por vuestra confianza, ¡espero impaciente vuestro próximo evento!

 

Josué lleva total look de Zara, y tirantes de HM.

 

 

 

boda

 

img_9427