Claves para que tu marca personal brille online

Marca personal: las 7 claves para brillar online

¿Tienes un blog y unas redes sociales súper trabajadas pero no te llegan las visitas? ¿Has creado un branding chulísimo para tu marca personal pero esta pasa desapercibida en Internet? ¡No te preocupes! Hoy vas a descubrir dónde está el problema y cómo solucionarlo.

Porque tiene solución… Y es que tan solo tienes que fijarte en estas 7 claves para analizar dónde estás ahora mismo y qué necesitas cambiar para lograr brillar en Internet.

1. La identidad propia es la base de cualquier marca personal

Tu identidad es el primer punto que debes tener en cuenta cuando creas tu marca. Es tu sello, tu presentación digital y lo que te permite diferenciarte de la competencia.

Dentro del branding, destacarían los siguientes bloques:

  • Colores de marca: recuerda que, tal y como detalla Canva en su blog, la psicología de los colores es muy importante en marketing.
  • Tipografía.
  • Logo.
  • Fotografías usadas.
  • Valores.
  • Tono comunicativo.

Es muy importante que todos estos puntos estén conectados y alineados contigo para que las personas que lleguen a ti confíen en tu marca.

2. Organización y planificación

Cuando te lanzas al mundo freelance, los inicios son complicados porque tienes la sensación que debes aprender muchas cosas y que vas muy perdido… Esto puede desviarte de tu foco (que no es otro que tu marca).

Para tener un negocio exitoso, la planificación y la organización de las tareas diarias es primordial. Te recomiendo que trabajes con herramientas como Trello o Google calendar, así como que te anotes los tiempos que pasas en cada tarea.

Trabajar por bloques es una forma ideal para optimizar tus tiempos: se trata de organizar tu jornada laboral en «bloques de trabajo», de una duración de no más de 2 horas seguidas, durante las cuales realizas una sola tarea (por ejemplo: publicar posts en redes sociales). Así, no pierdes tiempo pasando de una tarea a otra ni revisando el correo electrónico o el móvil cada 5 minutos…

La planificación es clave para que tu marca personal triunfe.

3. Blog y marca personal

En la actualidad el blog sigue de moda, y más en el caso de las marcas personales ya que tu página web y tu blog son tu carta de presentación profesional en el mundo digital. Además, te permiten hacer networking y compartir experiencias, intereses y conocimientos con otros profesionales de tu sector.

¡Y no te olvides de Google! La generación de nuevos contenidos y una buena estrategia SEO harán que tu blog se posicione en las búsquedas que realizan los usuarios (será más fácil que lleguen a ti).

¿No sabes cómo ponerte a escribir contenidos para tu blog? No te pierdas las 10 características que debes tener en cuenta a la hora de escribir contenido exitoso para tu blog.

4. Redes sociales

Si decimos que el blog es tu carta de presentación, las redes sociales son como el escaparate virtual de tu marca personal.

Destacar en ellas no es nada sencillo pero te dejo una serie de consejos/trucos que te ayudarán a lograr más engagement con tus seguidores:

  • Lánzate al vídeo. El pánico escénico no me sirve como excusa porque yo también tenía miedo a salir delante de una cámara y mírame ahora… Para que desaparezca esta vergüenza que te invade ahora mismo y que puedas brillar con tu marca personal, te dejo 11 consejos para dar el salto al vídeo.
  • Un objetivo por post. Nunca me cansaré de repetir esta frase… Si antes de empezar a escribir un post no tienes clara cuál es su finalidad, muy probablemente no destaque. Para ser más visible en redes sociales tienes que tener muy claro el camino que quieres seguir y hacia dónde te diriges.
  • Storytelling: contar historias (de tu vida, de tu negocio, etc.) humaniza a la marca y hace que tus clientes se sientan identificados, lo cual te lleva a establecer una relación de confianza y de cercanía con ellos.
  • ¿Tienes en cuenta WhatsApp y Telegram?: cuando pensamos en redes sociales a nivel profesional, suelen ser los grandes olvidados y es un error. Estas dos herramientas te permiten llegar directamente a la mano de tu potencial cliente y esto es muy potente. Si no sabes cómo sacarles partido, no te pierdas este post.

5. Coherencia

Si tu marca personal no es coherente, no llegará a tus potenciales clientes porque no confiarán en ti y, en consecuencia, no lograrás tus objetivos como negocio.

Quizás suene duro pero es así… Las personas necesitamos establecer relaciones de confianza antes de comprar un producto o servicio por Internet a alguien a quien no conocemos en persona. Y, para que se genere esa confianza, es necesario que tu marca muestre una coherencia en todos los sentidos y plataformas en las que esté presente tanto en cuanto a imagen como a tono comunicativo.

6. Tu marca personal pide constancia

¿De qué sirve cumplir con todo lo anterior si luego publicamos cuando nos apetece o nos acordamos? Te lo digo yo: ¡de nada!

Ponte en el papel de comprador por un momento: llegas a una marca nueva que no habías visto jamás, vas a sus redes sociales y a su blog para conocerle mejor antes de decidirte por ese negocio para comprar lo que estabas buscando y… ¡Horror! La última publicación es de hace más de 1 mes. Huirás corriendo y te irás a la competencia.

Creo que con este ejemplo se entiende perfectamente qué es lo que sucede si no eres constante con las publicaciones que haces en las plataformas donde está presente tu marca personal. Actualmente, gracias a herramientas como Facebook Creator, Hootsuite o Metricool es mucho más fácil ser constante ya que te puedes dejar el contenido programado con anterioridad y no tienes que estar 24/7 pegado a tus redes sociales.

Y todo eso sin entrar en la importancia de ser constante para que el algoritmo nos ayude un poco en cuanto a visibilidad…

La constancia es un punto muy importante en tu marca personal.

7. ¿Analizas tus resultados?

Sí, lo sé… Da mucha pereza analizar las métricas del blog, redes sociales, etc. al final de cada mes pero déjame decirte que es algo ¡absolutamente necesario!

Medir las acciones que has llevado a cabo en tus redes sociales y en tu blog es fundamental para seguir creciendo con tu marca personal. Las métricas te permiten saber qué es lo que mejor te ha funcionado (para seguir haciéndolo) y qué es lo que no funciona y hay que corregir.

¿Cada cuánto debes analizar estas métricas? Yo te recomiendo hacer revisiones de tu plan de comunicación mínimo 1 vez al mes. Aun así, al principio es bueno hacerlo una vez a la semana para poder corregir más rápidamente las acciones que no hayan dado los resultados esperados.

Cuando empezaste con tu marca personal, ¿conocías estas claves? ¿Has notado algún cambio desde que las estás aplicando? ¡Te leo en los comentarios!