Salidas profesionales para redactores digitales.

Las 3 mejores salidas profesionales para redactores digitales

Tal y como publiqué recientemente en mis redes sociales (te dejo los enlaces a mi Facebook y a mi Instagram por si aún no me seguías), la redacción digital está de moda y en el post de hoy quiero traerte cuáles son las 3 salidas profesionales para redactores digitales con más éxito.

Trabaja como freelance

Ser redactor freelance es la salida profesional más conocida. En este caso, hacerte autónomo y poder elegir con qué clientes trabajar, cuándo trabajar y desde dónde hacerlo son las ventajas más destacadas de esta profesión.

¿Inconvenientes? Sí que eres tu propio jefe pero cada uno de tus clientes son tus superiores mientras dure el proyecto en el cual estés trabajando: te pueden exigir fechas de entrega, horarios que a ti no te acaben de encajar, etc. Pero es el «precio» que hay que pagar para ser tú quien controla la mayor parte de tu vida.

¿Lo mejor? Elegir con quién trabajar. Tener claro con qué tipo de clientes no quieres contar (grandes empresas/pequeños emprendedores, negocios del sector X, etc.) te ayudará mucho a sentirte feliz en tu trabajo diario ya que la comodidad a la hora de tratar con ellos y el poder ser uno mismo ayudan muchísimo.

Esta ha sido mi salida profesional desde que entré en este mundo y, a lo largo de estos años, he escrito muchísimo contenido para una gran cantidad de clientes muy diversos.

En este caso, deberás trabajar de una forma muy constante y coherente tu marca personal tanto en redes sociales como en tu blog. ¿Por qué? Es tu escaparate virtual, la forma en la que las empresas que se planteen contratarte podrán ver qué tipo de trabajos realizas y cómo te mueves por el mundo digital.

Salidas profesionales para redactores digitales
Ser autónomo es la más conocida de todas las salidas profesionales para redactores digitales.

Entra a formar parte de una empresa

Cualquier negocio que quiera asegurarse un futuro exitoso (y más después de lo que hemos vivido este 2020) debe tener presencia en el mundo online.

«Estar en Internet» implica contar con una persona experta en redacción digital en su plantilla. Esta opción te brinda la posibilidad de trabajar por cuenta ajena y descubrir un nuevo mundo visto desde las entrañas. Al ser la persona encargada de los contenidos digitales de la empresa tendrás que conocer sus estrategias de marketing y sus objetivos a corto, medio y largo plazo para poder preparar calendarios de contenidos que estén en sintonía con todas las demás acciones que realice la empresa.

Por otro lado, si entras a formar parte de una empresa para trabajar por cuenta ajena con ellos, pasarás a ser uno más del equipo de trabajo y no tendrás que trabajar en solitario como si te haces autónomo.

Si sigues sin tener claro si prefieres ser freelance o trabajar por cuenta ajena no te pierdas este post de mi blog donde te comparo ambas opciones. ¡Te ayudará a verlo todo con más claridad!

Salidas profesionales para redactores digitales
Trabajar en una empresa te ayudará a sentirte parte de un grupo de trabajo.

O… ¡Dedícate a la formación!

Gracias a tus conocimientos como redactor digital, así como tu experiencia en la gestión de proyectos y en la investigación en campos totalmente desconocidos para ti, puedes elegir la vía de la formación a nuevos alumnos como salida profesional.

En este caso, puedes montar tu propio curso o trabajar colaborando con entidades públicas o privadas o con marcas personales que se dediquen a la formación digital.

Otra opción es dedicarte a hacer tutoriales para ayudar a las personas que no tengan conocimientos en tu área de expertise (ya sea de forma gratuita en YouTube o previo pago).

¿Estas salidas profesionales para redactores digitales son excluyentes entre sí?

La respuesta es corta, clara y simple: NO.

Puedes trabajar por cuenta ajena y, a la vez, subir tutoriales en YouTube; o ser freelance y trabajar X horas al mes para una empresa o dando clases en una academia online, etc.

Lo mejor de esta profesión es la libertad que te deja a la hora de elegir hacia dónde quieres ir y qué es lo que más te encaja en cada momento de tu vida.

¿Cuál de estas tres salidas te llama más la atención como redactor digital? ¿Añadirías alguna más? ¡Te leo en los comentarios.