Seleccionar página

¿Tienes un evento pero no sabes qué ponerte? ¿Se casa tu prima pero no tienes presupuesto para comprarte el vestido de tus sueños? ¿Quieres cambiar de look todos los días pero realizando un consumo responsable? Afortunadamente, un montón de tiendas ya han pensado en ello, y ofrecen vestidos, monos, accesorios o looks completos para alquilar, con un sistema de envíos y devoluciones súper sencillo, o a través de sus showrooms. Os enseño mis favoritos, ¿me seguís?

1. La Más Mona: Para mí, la mejor de todas las webs de alquiler, por su calidad, por ofrecer ropa de diseñadores tan prestigiosos como Amaya Arzuaga, Carolina Herrera, David Christian, Cherubina, Miguel Palacio, Moschino o BCBG Max Azria. Me encanta porque te envían dos talllas del modelo que hayas elegido, para que así no falles, y si no te decides, te devuelven el dinero. ¡Y un mensajero lo recoge en tu casa cuando ya has terminado de usarlo! También puedes probártelos en su showroom de Madrid.

 

 

2. 24Fab: Vestidos impresionantes para las más exigentes. Si siempre soñaste con ponerte un Elie Saab, pero no te lo podías permitir, has encontrado tu tienda ideal. Ofrece bonos para conseguir un look completo desde 99 euros. También tiene showroom en Madrid.

 

 

 

3. Rent&Ready: Me encanta porque han pensado en las mujeres de las que casi todos se olvidan: las embarazadas. Es muy difícil encontrar un vestido bonito cuando estás esperando un bebé, y a muchas nos da pena gastarnos mucho dinero en un vestido que probablemente no nos volveremos a poner nunca. Destaca además pos sus modernos vestidos a precios asequibles.

 

 

 

4. La Ropateca: Es un concepto que acaba de llegar a Barcelona. Se trata de alquilar ropa, no sólo para un evento concreto, si no para tu día a día. Otra manera de cambiar de look a menudo, de una forma más responsable y sostenible. Hay varias opciones, que empiezan desde 15 euros al mes. No se puede realizar online, de momento. Hay que ir a la tienda de Ropateca, en la calle Ferlandina de Barcelona.

 

 

¿Qué os parecen estas propuestas? ¿Habéis alquilado alguna vez una prenda? ¿Os animáis a hacerlo ahora?
¡Un beso muy fuerte soñadoras!