Para verte guapa te tienes que querer

Te lo digo muchas veces, pero es que es verdad, tienes que empezar a mirarte en el espejo con amor.

La auto aceptación es la base de la autoestima, y tienes que trabajar tu mirada para empezar poco a poco a notar esos cambios que te harán quererte más y más cada día.

Lo bueno de la imagen es que trabaja tu autoestima desde fuera hacia adentro, y eso significa que mientras tanto, también puedes trabajar desde dentro hacia afuera.

Por eso, hoy he querido invitar al blog a una experta en emociones. Lucía Del Castillo, psicóloga experta en autoestima e inteligencia emocional, ayuda a mujeres-mamás desbordadas y perdidas por las obligaciones a saber gestionar su autoestima, emociones, estrés y frustración, para reencontrar el equilibrio consigo mismas y con su familia.

¡Te dejo con ella! Te va a encantar.

 

Hola querida lectora.

Mi nombre es Lucía, soy una mujer-mamá decidida a enseñarte lo mucho que vales.

Estoy encantada de poder escribir un post para Sara, ya que yo, además de mamá, psicóloga, esposa, hija y amiga, también soy mujer. Me gusta dedicar tiempo a mis aficiones, a mis cuidados y a sentirme bien conmigo misma.

Uno de esos aspectos fundamentales a la hora de sentirnos bien, es cuidar tu imagen. Sentirte cómoda y acorde con tu aspecto físico y tu manera de vestir.

Lo que no quiere decir que a todo el mundo le vaya a gustar tu estilo, pero es normal. Estadísticamente, esta comprobado que cada una de tus conductas y opiniones tienen un cincuenta porciento de aceptación y otro cincuenta de personas que no están de acuerdo.

Se que puede parecer un porcentaje alto y que pensarás que no tienes tantas personas a tu alrededor que piensen diferente a ti. Es cierto, normalmente quienes nos rodean coinciden con nosotros y esto ocurre porque nuestro entorno se compone de personas que se asemejan con nuestras ideas y estilo de vida. Atraemos lo que somos. Pero ten por seguro que hay otras personas que piensan diferente, aunque a veces no te lo digan.

Por eso es importante que trabajes en ti, en gustarte y en que tu imagen muestre la esencia de lo que eres.

Siguiendo con el tema de nuestra apariencia, quiero explicarte algunas cosas importantes que pueden cambiar tu modo de verte y analizarte.

 

¿Qué es la imagen corporal?

 

La imagen corporal es la representación que has creado en tu mente de tu cuerpo. Está claro que esta imagen no la construyes tu sola, esta influida por los cánones de belleza, la moda, las opiniones que te dan lo demás sobre ti, …

 

La imagen corporal es uno de los componentes de la autoestima. Por lo tanto, un mal concepto de nuestro cuerpo estará relacionado con una baja autoestima, mientras que, si nos gustamos físicamente, nuestra autoestima será más elevada.

 

El problema surge cuando merma tanto tu concepto sobre ti, que empiezas a distorsionar la realidad. Entonces, se producen ideas equivocadas que no te dejan ver todas esas cualidades que te hacer ser tan fantástica.

 

¿De que ideas distorsionadas te hablo?

 

Cuando algo no nos gusta de nuestro físico es en lo que nos centramos. Nos sentimos insatisfechas con lo que reflejamos y nos olvidamos de todas esas partes de nuestro cuerpo que nos agradan.

 

Por eso, la imagen corporal es un tema tratado por muchos psicólogos. Algunos de ellos, han enumerado los pensamientos erróneos que tenemos a la hora de analizarla y cuestionarla.

 

Yo voy a ponerte las reflexiones más comunes y como debes cambiarlas, para conseguir un buen concepto de ti misma y elevar tu autoestima lo más posible:

 

  • La princesa o el monstruo: ocurre cuando eres extremista. Te pruebas un vestido que no te queda bien o no es del todo tu estilo y piensas “este vestido me queda peor que a nadie, estoy horrible”.

Te pones a exagerar en cuanto algo no te gusta, sin contemplar que las cosas no son blancas o negras.

 

El concepto no es “estoy horrible” o “estoy guapísima”.

 

Para cambiar esto, debes ser más realista. Tener un margen de opiniones propias. Puede que una falda no te quede mal, sino regular o simplemente no es tú estilo, pero no estás espantosa.

 

  • El ideal social: Consideras que tú no eres tan guapa o tan atractiva como otras mujeres porque no cumples los cánones de belleza.

La mayor parte de las mujeres no cumplen los cánones que se han estipulado hoy día y, además, muchas veces estas modas sociales ponen en riesgo la salud de quien las sigue de manera forzosa.

No solo eso, es muy llamativo como estos conceptos de la belleza cambian a lo largo de los años y en función del lugar en el que vivas.

Aprende a ser crítica y no dejarte llevar por las ideas generalizadas.

 

  • Comparaciones sin sentido: Tiendes a compararte con aquellas mujeres que tienen algo que a ti te gustaría tener.

En vez de eso, empieza a valorar cada parte de tu cuerpo y a acentuar aquellas partes de ti que te hacen sentir bien. Aprecia lo que tú tienes, ya que eso te hará quererte como mereces.

 

  • El microscopio: Te centras en mirar y analizar al detalle esas partes de tu cuerpo que no te gustan. Cuando te miras al espejo solo te fijas en lo negativo y cuando tienes que decirte algo sobre ti, resaltas esa parte que tú consideras “fea”.

Volvemos al mismo concepto que en el caso anterior. Cambia ese tiempo que inviertes en valorar tus zonas no deseadas y comienza a analizar esas otras partes de ti que tanto te gustan.

Ponte frente al espejo y mírate ¿Te gusta tu nariz, tu boca o tu pelo? Pues observa, acaricia y valora ese aspecto tan bonito que tienes.

 

  • El ciego: Dejas de ver esas partes maravillosas que tiene tu cuerpo. Ahora es como si para ti ya no existieran.

Dedícate un tiempo al día para dar las gracias por cada parte de tu cuerpo. No solo hagas hincapié en el aspecto físico, también en la función que esa parte efectúa y como a ti te ayuda en tu día a día.

Por ejemplo: “Mis piernas son fuertes y me ayudan a andar y recorrer grandes distancias cada día” o “Gracias a mis brazos puedo coger a mis hijos y abrazarlos”.

 

  • El mal pensado: Crees que cuando te ocurre algo negativo con alguien es a causa de tu aspecto físico.

Vas a una tienda y la dependienta es un poco arisca y piensas que es porque no le gusta tu figura y no te quería atender.

Piénsalo fríamente, es un concepto poco empático, no te pones en el lugar de esa persona que quizás no tiene un buen día o simplemente tiene un carácter seco.

La gente con la que te relacionas a diario suele estar atenta a su día a día y a sus problemas, no actúan mal contigo en función de tu apariencia.

Si alguna vez te ocurre que alguien te tratara mal por como vistes, compadécete de él/ella, porque seguro que su carga en la vida es mayor que la tuya. Quizás sus vivencias le hayan llevado a eso y necesite ayuda para salir de allí.

 

Al igual que en una pareja, el amor por ti debes trabajarlo día a día. Valórate y da las gracias por como eres, tanto física como emocionalmente.

 

¿Qué te ha parecido? ¿Te has sentido reflejada? Si es así, Lucía quiere invitarte a seguir trabajando todos estos conceptos ten su grupo gratuito de Facebook “Ama Tus Emociones”. En él deja consejos para trabajar el estrés, las emociones, la autoestima, los pensamientos, además de libros, documentales, películas y mucho más, que te ayuden a encontrar el equilibrio en tu vida.

Además, puedes descargar su  Ebook “Porque te lo mereces” aquí. En el encontrarás un ejercicio fácil de aplicar a tu día a día, que hará que tu autoestima aumente.

Espero que te haya servido el post de hoy, la semana que viene vuelvo con más información para que sigas trabajando tu imagen.

Un abrazo,

Sara

Una guía que cambiará tu forma de ver la ropa que tienes en el armario

¿Estás aburrida de verte siempre igual frente al espejo? ¿Necesitas un cambio radical en tu estilo? ¿Te gustaría aumentar tu confianza en ti misma con unas pautas muy sencillas?

Cambiar los hábitos que realizas en tu día a día para elegir tus prendas te aportará la confianza, la seguridad y la fuerza que necesitas para conseguir tus objetivos personales y profesionales.

* indicates required
Política de privacidad *

¡Gracias por suscribirte!

2 Respuestas a "Para verte guapa te tienes que querer"

  • comment-avatar
    Mónica Madrid
    9 febrero, 2018 (13:09)
    Respuesta

    Me ha encantado el post, creo que Lucía da muchas claves para poder superar lo que nos ocurre a menudo. Lucía 💜💜💜. Gracias Sara ❤❤❤.

    • comment-avatar
      Sara Pellicer
      5 marzo, 2018 (01:56)
      Respuesta

      Sí, sin duda el trabajo de Lucía es fantástico. ¡Un abrazo!


¿Tienes algo que decir?

trece + diecinueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.