Gemma: una evolución mucho más allá del estilo

Gemma: una evolución mucho más allá del estilo

De vez en cuando me encanta contarte historias reales de mujeres que han trabajado conmigo, en cualquiera de las formas: retos, talleres, servicio… Me gusta mucho contarte alguna evolución especial que veo y pienso que te puede servir a ti también.

Es el caso de Gemma. La conocí hace tan solo unos meses, y sin embargo ha tenido una evolución alucinante. Ha entendido muy bien la importancia de su imagen en un cambio que va mucho más allá de la ropa, y que le ha afectado en un montón de niveles.

Por eso, me ha apetecido que ella te contara cómo se siente ahora, y cuál era su situación antes de ponerse a trabajar en ella misma. ¡Seguro que te gusta tanto como a mí!

¿En qué momento te encuentras ahora mismo en lo que a estilo se refiere?

Antes me gustaba mucho vestir de colores a la par que cómoda y eso fue evolucionando hasta el punto en el que dije basta, porque tenía bastante ropa en el armario que no me gustaba como combinaba entre sí y siempre acababa con un vaquero y una camiseta…
Llegó un día, hace unos meses, que mi cabeza hizo ¡click! y me di cuenta que mi ropa no me representaba.
Actualmente estoy en un proceso de cambio en lo que a mi estilo se refiere: estoy buscando ropa que refleje mi personalidad a la vez que me haga sentir bien cuando me la ponga.
Por otro lado, también me he propuesto usar todas las faldas y vestidos que tengo en el armario y que, hasta ahora, solo me ponía en ocasiones especiales porque pienso que cada día es especial o que no me ponía porque no tenía con qué combinarlas. Por eso he hecho tanto en “Taller online de armario” como el de “Crea tus looks”: talleres que me han ayudado mucho en ese proceso de cambio.

¿Cómo crees que la ropa que eliges te está ayudando en tu vida diaria?

Antes no lo veía pero por fin, y gracias sobretodo a ti, me he dado cuenta que la ropa con la que te vistes cada día ayuda mucho en sentirte bien y en salir a la calle con más ganas y optimismo.
Verse guapa es imprescindible para ganar seguridad en una misma y conseguir todas las metas que te propongas.

evolución

¿Crees en el poder de la ropa para cambiar los estados de ánimo?

Desde que soy consciente de ello, la respuesta es ¡rotundamente sí! Antes no creía en eso pero desde que estoy en este proceso de cambio me he dado cuenta que es muy importante sentirse guapa con la ropa que eliges a diario para poder estar bien con una misma.

¿Desde cuando me conoces, cómo llegaste hasta a mí y qué te aporta mi trabajo?

Te sigo desde el pasado mes de julio, te conocí a través de los vídeos de Instagram Stories de Sommes Démodé. Después de ver los primeros vídeos con sus consejos enseguida me di cuenta de que era justo lo que estaba buscando y lo que necesitaba para el proceso de cambio que, unos meses atrás, había decidido empezar aún sin saber muy bien cómo hacerlo.
Desde que empecé a seguirte, cada post y cada vídeo que publicas hace que te siga con más ganas… El principal motivo es que me seguirte me ha ayudado un montón en dar un empujón a mi cambio y en poder llevarlo a cabo siguiendo tus consejos y tus talleres. Tienes esa vitalidad y ese optimismo y transmites tanta pasión con todo lo que haces que es imposible no engancharse a tus publicaciones y no seguir tus consejos.
Gracias a ti he descubierto, por ejemplo, la importancia de tener básicos en el armario y poder así aprovechar toda esa ropa que no sabía con qué combinar.

evolución

¿Cuáles son los pasos que vas a dar con tu imagen a partir de ahora?

Seguro que aún me faltan pasos para lograr mi objetivo de cambiar mi imagen pero creo que he hecho el paso más difícil: empezar y darme cuenta de que tengo que mantenerlo de ahora en adelante porque me hace sentir mucho mejor conmigo misma.
Creo que con los talleres que he hecho hasta ahora he conseguido quitarme de encima toda la ropa que ya no me gustaba y poder combinar mejor la ropa que me gusta comprando básicos para llevarla.
Otra parte de mi imagen que estoy cambiando y que también me está ayudando mucho a sentirme mejor es el maquillaje y cuidarme a mí misma, tanto en lo que a la piel como al pelo se refiere. Antes no me maquillaba nunca y tampoco me cuidaba mucho pero esto también es parte de mi cambio y, ahora que ya llevo un tiempo cuidándome y mimándome mucho más, me he prometido a mí misma no dejar de hacerlo nunca ya que, igual que la ropa, me ayuda mucho en mi día a día ya que me da seguridad y confianza a la vez que me sube la autoestima.

 

¡Muchas fracias Gemma por tu generosidad! Gracias por atreverte a salir en el blog y por mandarme las fotitos, y sobre todo, por ayudarme a animar a más mujeres a hacer una evolución tan genial como la tuya.

Si te ha gustado la historia de Gemma, y quieres hacer un cambio como el suyo, quieres empezar a ocuparte de tu imagen para sentirte mejor por dentro y por fuera, puedes comenzar enviándome un mail a contacto@sarapellicer.com, ¡y cuéntame cuál es tu objetivo! Juntas, lo podemos alcanzar.

 

Un abrazo,

 

Sara

Cómo cuidar tu imagen en momentos de estrés

Cómo cuidar tu imagen en momentos de estrés

¿Quién no ha estado estresada alguna vez? No me diréis que en esta época del año no estáis ya un poco cansadas después de todo el año trabajando duro…

¿Notas que cuando estás más estresada te cuidas menos?

Quiero decirte que no te abandones en esos momentos, que intentes no decaer y dejarte llevar por el estrés, y por eso, te voy a dejar unos trucos para que cuides tu imagen en esos días en los que lo último que te apetece es abrir el armario y pensar en un modelito.

  • Cuida tu piel: en la cara se nos ve enseguida si nos encontramos bien o mal, si no hemos dormido bien… por eso es importante que, por mucha prisa que tengas, te tomes la molestia de ponerte tu BB Cream por la mañana, y por la noche, realices tu rutina de limpieza de piel, y no te olvides de la crema nutritiva.
  • Elije colores que te animen: no te puedo decir un color en concreto, porque con cada persona funcionará de una manera.  Pero estoy segura de que tú ya has identificado esos colores de tu armario que te hacen sentir mejor. Este es el mejor momento para llevarlos, ya sabes que los colores pueden hacer cambiar tu estado de ánimo.

estrés

  • Escoge looks fáciles: efectivamente, los momentos de estrés no serán los mejores para ponerte a buscar conjuntos muy complicados, así que simplifica tus elecciones. Un pantalón vaquero y una camisa pueden funcionar perfectamente si están bien combinados.
  • Busca la comodidad: sea cual sea el motivo de tu estrés, estará asociado a situaciones tensas, por lo que tu ropa no debe ser un motivo más para ponerte nerviosa. Opta por la comodidad pero, ojo, con esto no quiero decir que te pongas el chandal y las zapatillas, si no que pienses en aquellas prendas que sabes que no te aprietan, esos zapatos que no te hacen daño y que te hacen sentir bien.

estrés

  • Haz un esfuerzo cada mañana por cuidarte: porque sí, estás estresada, pero eso no significa que tengas que olvidarte de ti y sacrificar esos momentos de cuidarte y tomarte un tiempo para ti. Pase lo que pase, resérvate tu ratito del día para pintarte los labios, ponerte esa prenda que te hace sentir poderosa o darte crema hidratante en el cuerpo. Cualquier cosa que te guste y te haga sentir bien servirá.

Por último, sólo me queda decirte… ¡ánimo! Lo mejor del estrés es que se pasa, y si es en la playa o en la montaña, se pasa antes y mejor.

¡Un último esfuerzo! Las vacaciones están a la vuelta de la esquina y pronto lo verás todo de otro color.

¡Un fuerte abrazo!

Sara

Germán aprende a combinar

Germán aprende a combinar

Qué poco hablo de hombres en este blog… y no porque no necesiten ayuda o porque no trabaje con ellos… Es porque les cuesta dar el paso de dejarme contar su caso públicamente, así que doy las gracias desde ya a Germán por su generosidad.

Hablar públicamente de los problemas que cada uno tenemos al vestirnos puede ayudar muchísimo a otras personas que están pasando por la misma situación, y no hay que tener vergüenza, todos necesitamos ayuda en nuestra vida de alguna manera, ¿verdad?

Lo bueno de la asesoría de imagen es que te da las claves para, después de un trabajo juntos, poder vestirte tú mismo con la seguridad de que no vas a cometer errores.

Eso es lo que le pasaba a Germán, mezclaba colores y estampados sin control, creando en ocasiones una imagen muy alejada de la que él estaba buscando.

combinar

Rojo+azul+verde+gris… cuatro colores en un mismo look. Esta es una de las fotos de Germán de antes de nuestra asesoría. Había otras, en las que también mezclaba camisas estampadas con fulares de cuadros (¿te acuerdas, Germán?) donde ni siquiera los colores le favorecían.

El mismo Germán quiere contaros cómo ha aprendido a combinar y lo que ha supuesto para él esta experiencia.

  • ¿Cómo te sentías antes de contratar el servicio?

La verdad es que la combinación de colores no era mi fuerte. Como prueba puedo contar que, previo al servicio, envié una fotografía vía WhatsApp a Sara para enseñarle uno de mis modelitos “transgresores” que constaba de pañuelo estampado gris y negro, camisa de cuadros roja y negra, pantalón verde y zapatillas azules. La pobre no sabía cómo decirme que necesitaba urgentemente sus servicios.

Yo era consciente de ello ya que tenía claro mi problema de combinación de estampados, pero, como el de todo el mundo, mi tiempo es oro y no tenía el suficiente para preocuparme por mi dress code.

Por ello, no dudé en ponerme en sus manos y el resultado ha sido óptimo.

  • ¿Cómo te sientes después de contratar el servicio?

Me siento súper bien y a la moda. Me encantan todos y cada uno de los conjuntos que Sara me ha preparado y además los llevo con mucha seguridad. Necesitaba un look casual veraniego para mi trabajo y está claro que lo hemos conseguido.

Antes de contratar el servicio no me hubiese atrevido con las camisas de manga corta ya que no eran de mi devoción, pero ahora las adoro. Y lo que es más, ¿camisa sin cuadros? Antes ni lo pensaba.

En resumen, he encontrado todo mucho mejor de lo esperado.

  • ¿Recomendarías el servicio? ¿Por qué?

Recomiendo 100% el servicio ya que en mi caso no tengo mucho tiempo para ocuparme de mi fondo de armario y con Sara las cosas son muy fáciles. Te hace un estudio online, vas con ella a la tienda y en una hora has terminado con un resultado impresionante.

Se nota que Sara está al día en las últimas tendencias y también que se mete en la piel de sus clientes.

combinar

La imagen de Germán ha mejorado, y lo mejor, sigue siendo él mismo al 100%.

No ha hecho falta cambiar su estilo, que nos gustaba mucho, sólo le he dado las pautas para combinar adecuadamente su ropa, y gracias al dossier que incluye el servicio ya no tiene dudas y sabe exactamente qué prendas ponerse en cada momento.

Pero no sólo trabajé con Germán sus problemas para combinar los estampados, si no que también le di las pautas para parecer algo más voluminoso, pues es un chico alto y delgado, así que el servicio fue muy muy completo.

¿Qué os parece la historia de Germán? ¿Conocéis a algún hombre que quiera mejorar su imagen, aprender a combinar su ropa y sentirse mejor consigo mismo?

¡Gracias por seguir aquí!

Cómo vestir durante una ola de calor (testimonio personal)

Cómo vestir durante una ola de calor (testimonio personal)

Esta semana estamos todas experimentando los efectos de una ola de calor. Es algo muy agobiante, y cada vez que pensamos en ponernos algo de ropa… ¡nos entran los sudores!

Por eso, hoy te quiero contar mi experiencia de esta semana, y cuál fue la decisión que tomé.

¿IMAGEN O SUPERVIVENCIA?

Esa es la pregunta que tuve que hacerme el otro día. Tenía una reunión importante, de esas para las que yo me preparo el look a conciencia.

Ya sabía lo que debía ponerme, lo había analizado y había decidido cuáles eran los colores, líneas y formas que necesitaba para triunfar en esa reunión.

Pero lo que no me esperaba era que una ola de calor me hiciera dudar de esta manera.

ola de calor

Este era el look que tenía preparado para mi reunión, pero al final, no pudo ser.

Tuve que tomar una decisión: mantener la imagen que había decidido, o arriesgarme a tener un desmayo por llevar una chaqueta que transmitía las cualidades que yo necesitaba.

Finalmente, me decidí por sobrevivir a la ola de calor. Pensé además en lo raro que se vería que, con el calor que hacía, yo llevara una chaqueta.

Sí, sacrifiqué parte de mi imagen por el calorazo, y no me arrepiento.

ola de calor

Finalmente, me decanté por el mismo look, pero sin chaqueta. Mantenía gran parte de su esencia, y los colores y formas que quería llevar, y estaba un poco más fresquita.

¡Qué difícil es vestir bien con este calor!

La reunión fue muy bien, y yo me sentí segura y natural, así que no me arrepentí.

Si te ves en algún momento en la misma situación que yo, piensa que, si no es obligatorio porque tienes que seguir un dress code, es mejor optar por las opciones más frescas posibles.

Es cierto que el protocolo marca que para algunos casos, debemos llevar medias con vestido haga el calor que haga, en nuestra vida diaria lo mejor es intentar adaptarnos lo mejor posible a esta ola de calor, o a las que estén por venir.

Los mejores tejidos en estos casos son el lino, la seda y el algodón. Opta por prendas más sueltecitas, no tas ajustadas, colores básicos, y, si puedes y te apetece, deja la piel a la vista, que en muchas ocasiones sobrevivir a una ola de calor también es más importante que los complejos que puedas tener.

Con los vestidos irás más fresquita, pero a veces suponen un problema, pues si te rozan los muslos te puedes llegar a hacer daño.

En ese caso, unas bermudas amplias con un top ligero serán tu mejor opción.

ola de calor

Una vez terminada mi reunión, me cambié de look y me puse mucho más fresquita y acorde con las altas temperaturas de estos días.

Espero que estés pasando estos días de la mejor forma posible, y que te agobies lo menos posible.

Piensa que una ola de calor así dura unos días, y pronto podremos volver a la normalidad.

Un abrazo muy fuerte,

 

Sara

 

Cinco pequeños gestos para que tu imagen transmita seguridad

Cinco pequeños gestos para que tu imagen transmita seguridad

¿Sabías que tu imagen puede decir lo que tú quieras? Si quieres transmitir seguridad, es más fácil de lo que piensas.

No importa que seas tímida o insegura, si aplicas estos trucos y los vas incorporando a tu rutina, verás cómo no sólo parecerás más segura con tu imagen, también lo serás por dentro.

A base de repetirlo, y de repetírtelo a ti misma, un día te despertarás y verás cómo tus inseguridades han desaparecido, y eres una persona mucho más fuerte y confiada en tus posibilidades.

Mientras tanto, toma nota de estos trucos, y aplícalos en tu día a día:

  • Adopta una correcta postura corporal: tu cuerpo habla de ti, y si tienes los hombros caídos hacia delante, el pecho hundido y los brazos flácidos, parecerá que eres una persona insegura, introvertida y negativa. Coloca los hombros hacia atrás, el pecho alto, pero sin parecer que quieres remarcarlo, y utiliza los brazos para expresarte con más énfasis cuando hables.
  • Sube la barbilla: es un gesto sencillo, pero que muchas veces cuesta. La barbilla debe estar a 90 grados, quizás un poquito más alta, pero nunca hacia abajo. ¿Imaginas cómo se sentiría la persona que esté hablando contigo?

seguridad

  • Mira siempre a los ojos de tu interlocutor: tras la colocación de la barbilla, la mirada es otro pilar fundamental para tener una comunicación efectiva. Un saludo firme y una mirada interesada en lo que la otra persona te está contando te hará ganar muchos puntos.
  • Utiliza líneas horizontales: no sólo en forma de estampados, si no también en las líneas que crean las propias prendas. Una chaqueta americana (con una línea horizontal imaginaria de hombro a hombro), el escote barco, un cinturón… hacen que tu imagen parezca equilibrada y calmada.

seguridad

Foto: The Fashion Eaters

  •  Aprende a elegir los colores: los cálidos te aportan cercanía, pero los fríos seriedad. ¿Qué es exactamente lo que estás buscando?

¿Qué te parecen estos consejos? ¿Crees que serás capaz de comenzar a ponerlos en práctica para ganar seguridad en tu vida diaria?

Si crees que ha llegado tu momento, estás segura de que quieres hacer un cambio en tu imagen, comenzar a transmitir quién eres en realidad, empieza por estos cinco consejos, y cuéntame cómo te sientes con los resultados.

 

Un fuerte abrazo,

 

Sara