Quiero ser tu hada madrina

Quiero ser tu hada madrina

Me encantaría que me dejaras ser tu hada madrina. Eso implica que tú serías mi Cenicienta, pero no te preocupes, el cuento ha cambiado mucho.

En esta nueva versión del clásico de los hermanos Grimm, Cenicienta no es una huérfana que vive con sus malvadas madrastras y hermanastras.

Tampoco es rescatada por un príncipe azul, y no pierde ningún zapato en su huida.

Cenicienta trabaja en una oficina de 9 a 6 de la tarde. Antes de eso, ha llevado a los niños al colegio y ha dejado la casa limpia y arreglada.

Es una mujer que realiza un trabajo muy valioso, aunque en muchas ocasiones no se lo reconocen ni su jefe ni sus compañeros. No siempre se siente realizada profesionalmente, y le gustaría comenzar un nuevo camino.

Esta nueva Cenicienta no se mira mucho en el espejo, porque tiene complejos. No le gusta mucho su cuerpo, y se tiñe el pelo en casa.

Cuando abre el armario, duda durante un buen rato sobre qué prendas elegir. No porque tenga mucha ropa, si no porque no sabe cómo combinar la que tiene, y siente que siempre va vestida igual.

Sus zapatos no son precisamente de cristal, y los tiene desgastados de correr detrás de los niños.

Tú, mi Cenicienta, necesitas un Hada Madrina. ¿Recuerdas el Bibidi Babidi Bu de la película de Disney?

Eso es justamente lo que quiero decirte a ti. En este caso, no nos harán falta ratones, pero sí usaremos mi varita mágica.

Con ella, conseguiré que vuelvas a confiar en ti misma. Vas a volver a quererte, a mirarte en el espejo y decir: me siento bien, me gusta lo que veo.

Verás tu ropa y dirás: “es justo lo que siempre he querido llevar, esta ropa expresa exactamente quién soy yo en realidad”.

Lo mejor de mi truco de magia es que no te dará como premio a un príncipe, si no tu dignidad. No te desharás de una madrastra que te hacía sufrir, si no de un pasado lleno de inseguridades.

Y, como bonus final, a las 12 de la noche no volverás a ser la mujer acomplejada que eras.

Este no es un favorcito de una noche. No voy a hacerte un rápido cambio de look que luego no sabrás reproducir en casa.

Como tu auténtica hada madrina, conseguiré que tu cambio sea permanente, y no sólo por fuera, también por dentro.

¡Y lo feliz que me hace ser hada madrina! ¡Cómo me gusta ver la sonrisa de mi Cenicienta del siglo XXI!

Y a ti, ¿te gustaría formar parte de mi cuento?

Las cinco claves para verte guapa durante el embarazo

Las cinco claves para verte guapa durante el embarazo

Sí, ya lo sé, te sientes pesada, cansada y no tienes tiempo para verte guapa durante el embarazo.

Así, van pasando los días, las semanas, y cada vez te vas abandonando más y para cuando llega el parto, ya no te acuerdas de cómo eras antes de quedarte embarazada.

Pues sí, tengo que decirte que es importante que te veas guapa durante el embarazo.

Lo es para ti, incluso para tu bebé. Va a necesitar una mamá fuerte, segura de sí misma y con mucha confianza, así que no te resistas a cuidarte.

Para ponértelo fácil y que veas que sí es posible verte guapa durante el embarazo, te dejo las 5 claves que van a hacer que te sientas mejor estos meses:

LAS 5 CLAVES QUE ESTABAS BUSCANDO

  • Duerme todo lo que te pida el cuerpo. Más que nunca, tu cuerpo necesita cargar las pilas. Para tener un buen aspecto, descansar es indispensable. No intentes llevar e mismo ritmo que antes, sobre todo durante el primer trimestre, así que no te sientas culpable y aprovecha para descansar.
  • Hidrátate la piel. Sobre todo la piel de la tripita, pero también el resto del cuerpo. Nuestra piel se va a ensanchar, y eso va a hacer que en ocasiones la notes tirante. Una buena hidratación hará que la sientas más suave y agradable.
  • Cuida tu pelo. Puede que te sientas insegura sobre tu cuerpo, pero tu pelo es un elemento muy importante de tu imagen, y si lo cuidas, puedes verte muy favorecida. Ve a la peluquería, hazte un corte cómodo con el que o te puedas recoger el pelo en una coleta o sea muy cortito, vamos, lo más cómodo posible. No dejes de teñirte si lo haces normalmente y recuerda pedir cita unos días antes de la fecha prevista de parto.

verte guapa durante el embarazo

  • Compra ropa premamá. Será antes o después, pero vas a necesitar ropa que se adapte a tu barriguita. No necesitas muchas prendas, ni gastar mucho dinero, pero sí aquellas prendas que, bien combinadas, nos van a sacar de mil apuros: una falda, dos pantalones, seis partes de arriba, unas medias especiales premamá… y lista para ser la premamá más estilosa.
  • Esfuérzate. Habrá días que en lo último que pienses sea en arreglarte o en tu ropa… ¡error! Cuanto más tiempo dejes de invertir en ti misma, más te costará volver a hacerlo. No hace falta que te pongas de punta en blanco, pero sí que realices pequeños gestos, como hacerte un peinado bonito o pintarte los labios aquellos días que tengas menos ganas.
Los ciudados de tu pelo durante el embarazo

Los ciudados de tu pelo durante el embarazo

Hace unos días, el prestigioso salón de peluquería Urb 16 de Barcelona me hizo una entrevista sobre los cuidados de tu pelo durante el embarazo.

Aprovecho esa entrevista para hablarte de los mitos de la peluquería durante el embarazo, y darte algunos consejos que te van a venir genial si estás embarazada.

  • Puedes teñirte el pelo cuando quieras: no hay evidencias científicas que digan que los productos que se usan en los tintes sean perjudiciales para el bebé. Además, estos productos son cada vez más naturales, por lo que acude a teñirte si lo necesitas. Si tienes alguna duda, y no estás muy segura, puedes esperar a que pase el primer trimestre.

tu pelo durante el embarazo

  • Piensa en coger una cita en la peluquería unos días antes de tu fecha prevista de parto: porque después de dar a luz, no sabrás cuándo tu bebé te permitirá ir. Si dejas tu corte y tu color listos, estarás perfecta hasta que el bebé pueda pasar un ratito sin ti.
  • Comodidad ante todo: el embarazo no es el mejor momento para experimentar con cortes o tintes muy arriesgados. Piensa que si optas por un tinte de fantasía, tendrás que acudir a la peluquería muy a menudo. Un peinado sencillo, que te permita recogerte el pelo en una coleta es una estupenda opción.

tu pelo durante el embarazo

  • Prepárate para lo que ocurrirá después: durante el embarazo, tu pelo puede estar mejor  que nunca, brillante, fuerte… pero los cambios hormonales que vienen después pueden hacer que se caiga… mucho. De ahí que muchas mamás se corten el pelo después de tener a su bebé.
  • Mímate y cuida tu pelo durante el embarazo: te lo mereces. Pronto te estarás preocupando por otra personita a la que amarás sin medida. Este es tu momento, ve a la peluquería, ponte guapa, cuida tu cabello, dale los mejores productos.

cuida tu pelo durante el embarazo

¿Qué te parece? ¿Piensas cuidar tu pelo durante el embarazo? ¿Has decidido si vas a cortártelo o vas a mantener tu melena?

 

 

 

Ropa bonita para la lactancia

Ropa bonita para la lactancia

Tus deseos son órdenes para mí. Como lo que me has pedido es ropa bonita para la lactancia, aquí la tienes.

Si durante el embarazo es difícil encontrar ropa, aún lo es más si estás pensando es dar el pecho.

Quieres discreción, pero también estilo y comodidad.

Así que he querido hacer esta selección de prendas para ti, para que veas que todo eso es posible.

He buscado camisetas y vestidos que están especialmente pensados para la lactancia.

Tienen sistemas ocultos preparados para que des el pecho cómodamente, y la mayoría de estas prendas las podrás usar también durante el embarazo.

El truco es elegir ropa que puedas usar cuanto más tiempo mejor, para poder ahorrar el máximo dinero posible.

MI SELECCIÓN

ropa bonita para la lactancia

  1. Camiseta amarilla de Asos. 2. Vestido de escote en pico de Envie de Fraise. 3. Camiseta de Kiabi. 4. Top de HM.

  1. Pijama de La Redoute. 2. Vestido de Paramamá. 3. Vestido de Vertbaudet

 

También te quiero enseñar otras prendas de tendencia, de nueva temporada que puedes usar durante la lactancia.

El truco es que tengan un escote adecuado, o los botones justo donde los necesitas.

Son prendas que podrás llevar mientras das el pecho, y mucho tiempo después, por lo que les vas a sacar mucho partido.

ropa bonita para la lactancia

  1. Camiseta negra de Zara. 2. Camiseta con botones de Springfield. 3. Vestido de Mango. 4. Vestido de HM. 

Espero haber superado el reto que me proponías, y haber encontrado tu ropa bonita para la lactancia.

Hoy en día hay multitud de marcas destinadas a que te sientas súper guapa en este periodo, y sigas siendo tú misma.

Puedes salir sola de compras y buscar tu ropa de lactancia, o puedo hacer ese trabajo por ti.

Si acabas de tener a tu bebé y no tienes tiempo ni ganas de buscar ropa para ese periodo, yo lo haré por ti.

Para cualquier duda que tengas durante el embarazo, mientras das el pecho, durante toda tu maternidad… aquí me tienes, justo a tu lado.

 

Un fuerte abrazo,

 

Sara

El embarazo, según Palabra de Madre

El embarazo, según Palabra de Madre

Palabra de Madre es Sheila, una mujer y madre que hace cuatro años decidió contar sus vivencias en un blog.

Ahora, ya con dos niños, se ha convertido en una de las blogueras de maternidad más importantes del país, y toda una experta.

Por eso, su opinión sobre la moda premamá es tan importante.

Palabra de Madre nos cuenta su experiencia como embarazada, ¡espero que os guste!

palabra de madre

Foto: Gemma Sivill

“ME GUSTABA IR SIEMPRE MARCANDO BARRIGA”

  • ¿Cómo fue para ti la experiencia del embarazo?
    Pues aunque los inicios fueron un poco difíciles, me sentí bastante bien durante mi primer embarazo. Estaba muy animada y estuve trabajando hasta el final. ¡Recuerdo que con 5 meses aún iba en bici al trabajo! Lo viví con mucho entusiasmo y con muchas ganas. Sin embargo, el segundo embarazo no lo viví tan bien. Estaba muy cansada y pasé mucha calor (fue el verano más caluroso de la historia) y tener a un niño de 2 años y medio revoloteando por casa no lo puso fácil. Aún así, creo que el simple hecho de estar embarazada es un estado increíble y maravilloso que me enorgullece profundamente haber podido vivir, no sólo una sino hasta 2 veces.
  • ¿Qué diferencias hubo entre el primero y el segundo? ¿Te sirvió la experiencia adquirida con tu primer hijo?
    El primero fue mucho mejor y lo viví mucho más intensamente, desde las primeras semanas. Me fotografiaba todo el tiempo y me sentía muy enérgica y guapa. La piel, el pelo… estaba radiante. Con el segundo creo que fue todo lo contrario, estaba muy apática y en general tristona. Tenía la sensación de que quería que pasara rápido y me fotografié mucho menos. Es cierto que la experiencia es un grado y sin duda, en el segundo embarazo no tuve tantos miedos y estaba mucho más segura de mí misma.
  • ¿Cómo te enfrentaste a la moda esos meses? ¿Te sentías a gusto con tu cuerpo en las dos ocasiones?
    No invertí demasiado en ropa premamá, si he de ser sincera. Aproveché ropa usada de amigas y compré algunas prendas en tiendas de bajo coste. Eso sí, me gustaba ir siempre bien apretadita, marcando barriga. Nada de ropa ancha. En mi segundo embarazo, a pesar de que me tocaron épocas diferentes, no compré apenas ropa nueva. El hecho de ser verano y llevar poca ropa y vestiditos de playa me facilitó bastante la continuidad de mi armario.

palabra de madre

Foto: Gemma Sivill

“ME COSTÓ ENCONTRAR ROPA ELEGANTE”

  • ¿Cuáles fueron tus principales dificultades para encontrar ropa en esos nueve meses?
    Me costó mucho encontrar ropa “elegante” para la celebración de ocasiones especiales. Al final iba siempre con vaqueros o leggins premamá y alguna camiseta de premamá bonita o vestidos. También me costó encontrar abrigos para la época más fría.
  • ¿Cuál fue tu prenda favorita?
    Los leggins premamá y botas planas (sandalias en verano)
  • ¿Pudiste seguir usando algunas prendas después del embarazo?
    Durante el período de lactancia usé mucha ropa premamá porque además tardé en bajar la barriga. Incluso esos leggins que te mencionaba antes, a veces sigo usándolos ahora también.
  • Recomiéndanos alguna marca premamá que te haya gustado especialmente.
    Recurrí a las más prácticas y económicas de H&M. Tienen ropa barata y perfecta como fondo de armario. Pero también descubrí algunas marcas como Lucina Maternity que me sacaron de algún apuro.
  • ¿Qué prenda crees que es imprescindible en el armario de cualquier premamá?
    Los leggins premamá y ropa interior cómoda.
  • ¿Qué les recomendarías a las mujeres que se enfrentan a nueve meses de cambios en sus cuerpos?
    Que un embarazo puede llegar a ser pesado pero en la medida de lo posible se debería intentar disfrutarlo al máximo. Por alguna razón, cuando estamos embarazadas estamos mucho más guapas. Y aunque una se sienta físicamente mal (no todo el mundo asume bien la transformación del cuerpo), los demás siempre tienden a vernos con otros ojos y es importante que no se pierda la autoestima.

¡Muchas gracias Sheila!

Si te ha gustado su aportación, te invito a que la conozcas mejor en su blog, Palabra de Madre.

Seguro que te gustarán sus consejos de puericultura, moda, juguetes, maternidad…

Me encanta tener en el blog mamis tan diferentesy con unas experiencias tan enriquecedoras.

¡Un fuerte abrazo, estilosa premamá!

 

Sara