El por qué de mis viajes a Londres

El por qué de mis viajes a Londres

Como sé que eres una seguidora del blog, estoy segura de que estás al tanto de mis viajes a Londres.

Siempre ha sido una ciudad que me ha encantado, pero en el último año he intensificado mis viajes.

Cada vez me gusta más recorrer sus calles, ver sus tiendas, fijarme en las tendencias que se ven en la calle…

Porque si en un lugar del mundo se crean las tendencias, es en Londres.

Estos viajes me sirven para desconectar de la rutina, cargar las pilas y volver con mil ideas.

Siempre vengo con muchas ganas de trabajar, de ver a mi marido y a mi hijo, y de no soltarles de la mano en mucho tiempo.

londres

londres

londres

londres

londres

londres

londres

londres

londres

Para las que nos gustan la moda y las tiendas, Londres es la ciudad ideal: tiene unas tiendas increíbles, unos centros comerciales impresionantes y está relativamente cerca de España.

Reconozco que, cuando comencé a ir, sólo buscaba seguir aprendiendo, ver las mejores tiendas del mundo y relajarme.

Pero fuiste tú la que me animaste a crear el proyecto que hoy te presento.

Fuiste tú la que, cada vez que me iba a Londres, me decías: ¡yo también quiero!

Somos muchas las que disfrutaríamos con un viaje con amigas, relajadas, disfrutando de la moda.

¿TE VIENES CONMIGO A LONDRES?

Por eso, quiero que me acompañes a Londres, que vivas tú también la experiencia.

Tres días intensos en los que podrás conocer las principales zonas de compras de Londres, las tiendas más emblemáticas y los centros comerciales imprescindibles.

Y no sólo eso: también recibirás consejos de asesoría de imagen, haremos retos de estilo, actividades de belleza y muchas sorpresas.

¿Qué te parece? ¿Crees que este viaje es justo lo que estabas buscando para pasar un fin de semana diferente?

Si aún tienes dudas, te doy unas pistas:

Este viaje es para ti si:

  • Ya conoces Londres pero no has podido recorrer las zonas de compras
  • No conoces Londres, pero quieres hacerlo de una forma diferente
  • Te interesan la moda y las tendencias
  • Quieres pasar un fin de semana diferente, divertido y con otras chicas como tú
  • Necesitas romper con la rutina y vivir una experiencia nueva
  • Quieres aprender tips de estilo en la cuna de la moda europea

¿Qué me dices? ¿Te sientes identificada?

Si es así, envíame un correo a contacto@sarapellicer.com, y te avisaré cuando haya fecha para un nuevo viaje.

¡Londres nos espera!

Un fuerte abrazo,

 

Sara

 

Moda rural: ¿cómo se viste en los pueblos?

Moda rural: ¿cómo se viste en los pueblos?

Cuando pensamos en moda y en tendencias, nunca pensamos en la moda rural.

Siempre se nos viene a la cabeza una gran ciudad, con mucho tráfico y gran cantidad de tiendas.

Pero en los pueblos también hay mucha moda, y también hay interés por la ropa.

Hoy he querido saber cómo viven las mujeres de los pueblos la moda en su día a día.

Para ello, cuento con la ayuda de Itaxe Bolaños, de Capacidad Positiva.

Es psicóloga, coach, formadora, entusiasta, decidida y honesta.

Durante su vida, Iratxe ha aprendido que su medio natural es el cambio, y después de haber vivido en Italia, Inglaterra y diferentes provincias de España, ha decidido vivir en un pueblo de Soria de 20 habitantes.

moda rural

 FOTO: http://www.florenciosanchez.com/

“PARA SALIR, SOMOS MUCHO DE VESTIDO, TACÓN Y RIMMEL”

  • ¿Cómo se vive la moda en el entorno rural?

En el día a día, vestimos de manera más cómoda.

Normalmente no nos maquillamos, aunque en temas de cosmética, sí que invertimos más en cremas buenas, que el ambiente es seco y la piel hay que cuidarla.

En cuanto a ropa, a diario, en días normales, es raro ver a mujeres con tacones, medias o cualquier prenda que no llevaría nadie al campo.

Creo que es lógico, e incluso más natural. Eso sí, un día de fiesta o el día que vamos a otro sitio, como cualquier otra persona, elegimos otro tipo de estilismos.

De hecho, sabemos cuándo alguien ha ido a la ciudad por su aspecto.

Es muy divertido, porque los días que yo cuido un poco más mi imagen, la gente se extraña si digo que no he salido del pueblo.

Los días de fiesta, lo que sí he apreciado es que la ropa es de calidad alta y muy bonita.

  • ¿Están interesadas las mujeres de los pueblos en la ropa tanto como las que viven en las ciudades?

La verdad es que no es algo de lo que se hable continuamente. Sí están interesadas, pero no de la misma manera que en la ciudad. No es algo que preocupe a diario.

moda rural

Entre las más jóvenes, si hablamos un poco más, pero no es el tema central, ni mucho menos.

  • ¿Dónde suelen comprar sus prendas? ¿Se han lanzado al mundo online?

Las jóvenes del pueblo, sí compramos on line, las mayores no. Pero tampoco es que sepan manejar el ordenador…

De todas formas, al igual que en la ciudad, compramos la ropa en el centro comercial y las tiendas de Soria capital.

Aquí aún es normal comprar en boutiques y pequeños comercio, aunque poco a poco se van abriendo camino las grandes cadenas.

  • ¿Qué tipo de prendas son sus favoritas?

Para  todos los días (aquí hablo de la jóvenes), mallas, vaqueros, zapatillas de deporte…

Para salir, somos mucho de falda y vestido, de tacón y rimmel.

La gente mayor, viste como la podéis ver en la ciudad.

  • ¿Suelen arreglarse o crees que les cuesta más que a las mujeres que viven en las ciudades?

Es como todo. Imagina que vives en un pueblo de 20 personas en medio del campo, donde todos nos conocemos.

Hazte a la idea de que probablemente en un bloque de pisos normal de una ciudad haya más gente que aquí.

Y repito lo de la comodidad… Al final, para todos los días no nos arreglamos (y me incluyo) mucho.

Me llama la atención que cuando viene la gente de vacaciones, personas que viven el ciudades grandes, se ponen “la ropa del pueblo”, la sudadera, el plumas y las zapatillas de deporte o las botas de monte.

Y te lo dicen así. Y comentan que qué bien se está, que es una comodidad. Me hace pensar que la ropa “de ciudad” y la necesidad de arreglarnos todos los días en las grandes ciudades nos estresa de alguna manera.

Todas hablan de alivio por no tener la necesidad de cuidar el aspecto hasta el último detalle.

A esto hay que añadir que la moda no está pensada para un pueblo frío.

Es muy difícil encontrar ropa que abrigue (la semana pasada estuvimos a 10 bajo cero) y nos haga sentir guapas, femeninas y arregladas.

No lo digo sólo para esas temperaturas, pero sí es normal llegar a los 5 bajo cero… Un mensaje a los diseñadores:¡pensad en la gente de Burgos, Huesca o Soria y no nos vendáis el invierno con blusas finas o tirantes!

  • Tú que hablas con ellas a menudo, dime, ¿qué es lo que las mujeres rurales piensan cuando se miran al espejo? ¿Cuál es el mensaje que les transmites en tus talleres?

En muchos talleres que ha hecho sobre autoestima, estamos de acuerdo en que llega un momento en que no nos vemos. Puede que nos miremos, pero ya no nos vemos…  Ni tanto ni tan calvo.

Yo no soy partidaria de cuidar la imagen hasta el punto de no poder sentirme bien con la cara lavada. Me encanta no necesitar maquillaje porque el sol y el aire me han dejado un color precioso.

No quiero tener que cambiarme de ropa y quitarme las mallas para echar la basura.

Pero sí que es verdad que  (a mí me pasó) llega un momento en que no te miras al espejo, no cuidas la estética. Te acomodas. Y me pasó que en algún momento en que quería verme bien, no sabía qué ponerme o cómo.

En los talleres les recomiendo que vuelvan a cuidarse y a mirarse en el espejo cada mañana, que se acepten y que cuiden un poquito el exterior también.

Que busquemos ropa cómoda, no quiere decir vieja. Recomiendo que busquen prendas que les hagan sentir bien.

  • ¿Cuáles son los beneficios que le ves como psicóloga a trabajar la autoestima a través de la moda?

Yo no soy una persona que siga la moda como tal. No miro tendencias, ni me fío mucho de lo que veo en muchos casos.

Me gusta sentirme a gusto con lo que compro, y me gusta sentirme bien. Cada vez busco más la comodidad, aunque no está reñido con sentirse guapa.

Sinceramente, creo que el cuidarse y saber qué ponernos conforme a nuestro cuerpo, nos ayuda a reconciliarnos con el peso de la publicidad y el tallaje a “mala baba” de las tiendas.

Creo que cuidarnos el exterior nos hace sentirnos más seguras y se nota en nuestra actitud. Lo importante está en el interior, pero lo exterior refleja lo que nos cuidamos también.

Dedicarnos tiempo y vernos bien es parte de tenernos en cuenta.

 

¿Qué te parece el modo en que las mujeres viven la moda rural?

¿Vives en un pueblo y no sabes cómo vestir en tu día a día?

Lo importante es que tú te veas bien, que te sientas cómoda y que tu ropa te haga sentir feliz contigo misma.

Vivas en el pueblo o en la ciudad, busca sentirte tú misma con tu ropa y con tu imagen personal.

¡Te mando un abrazo súper fuerte!

Sara

Tendencias para novias 2017-2018

Tendencias para novias 2017-2018

Tanto si te casas en 2017 como si lo hacen es 2018, es un momento estupendo para conocer las últimas tendencias para novias.

Es tanto el mercado de vestidos de novias que existe actualmente, que se podría decir que hay un vestido para cada mujer.

Te guste el estilo que te guste, puedes encontrar un vestido para ti.

Pero si lo que te interesa es ser una novia de tendencia, aquí te dejo las más destacadas de esta temporada.

TENDENCIAS PARA NOVIAS

  • Plisado: es una de las tendencias para novias que vienen pisando con fuerza. Le da un toque de elegancia y clase al vestido.

tendencias para novias

Vestido plisado de J Mendel

  • Capa en lugar de velo: puede ser como esta, que cae desde un hombro, o puede ser completa, pero la capa es una clara candidata para destronar al velo.

tendencias para novias

Detalle de vestido de Sophie et Voilà

  • Estilo corto: tanto para ceremonias civiles como religiosas, los vestidos cortos son una buena elección para novias arriesgadas y modernas.

tendencias para novias

Modelo corto de Ogadenia Díaz

  • Lazos: son tendencia en la moda en general, y también en la nupcial. Elígelos más o menos grandes según lo atrevida que seas.

tendencias para novias

Con lazo en el hombro, de Viktor & Rolf

  • Líneas sencillas: a veces, menos es más. Olvídate de los vestidos con volumen, y recurre a los diseños limpios y con caída.

tendencias para novias

Diseño limpio y sencillo de Panambi

  • Dos piezas con crop top: quítale importancia al look con un modelo de dos piezas, de falda alta y crop top, ¡tendencia total!

tendencias para novias

Crop top y falda de Olga Macià

Como ves, son modelos muy diferentes, pero tienen en común ese toque de actualidad que te hará parecer una novia mucho más moderna.

Seguir las tendencias para novias no significa que el vestido se vaya a pasar de moda.

Piensa que si el diseño en sencillo, cuando veas tus fotos dentro de 10 años seguirá pareciendo actual.

¿Qué te parecen estas tendencias?

¿Has pensado ya cómo quieres que sea tu vestido de novia?

¡Cuéntamelo en los comentarios o escríbeme un mail a contacto@sarapellicer.com!

 

Un fuerte abrazo,

 

Sara

La clave está en tu sonrisa

La clave está en tu sonrisa

Qué diferente es vestirte cuando estás segura de ti misma es mucho más fácil. Muchas veces os he explicado que la asesoría de imagen personal es un trabajo que empieza por dentro, y después, se deja ver por fuera.

Tú ya lo habrás comprobado, el día que te levantas contenta todas las prendas de tu armario te gustan y te sientan bien, y cuando tienes un mal día, no te ves con nada.

Sé que me crees, porque poco a poco vas poniendo en práctica los ejercicios que te propongo, pero quiero que acabes convencida del todo.

Por eso, te presento a seis expertas en bienestar personal, cinco mujeres que te van a dar consejos para que aprendas que tu belleza se trabaja desde el interior.

Te aviso: la clave está en tu sonrisa.

sonrisa

 

Soy Rosa Eva Rabanillo, una mujer guerrera, inconformista y con ganas de cambiar aquellas cosas que resultan inmovilizas. Soy Doula, acompaño y asesoro a parejas durante el viaje más maravilloso de sus vida. Su embarazo. También soy maestra y educadora sexual.

Creo que la influencia de nuestra imagen personal en nuestro ánimo es total. Si te miras al espejo y te ves bonita, si te brillan los ojos, si solo te sale sonreír… te comes el mundo a mordisquitos y deleitándote a cada paladeo, sea lo que sea que el mundo te ofrezca en ese momento, pero… como por la mañana lo que veas reflejado no sean más que ojeras y malos pelos… A tu cabeza sólo se le ocurre decir que no sabe que ponerse y de ahí al patinazo desde las 8h.

Creo que el consejo de aquellas personas que te ven bonita aunque tu solo veas tus ojeras, es fundamental. En realidad esa  percepción negativa suele ser totalmente subjetiva y los que te quieren no ven lo que tu espejo te refleja. Si estás atascada lo mejor es coger a tu hermana, a tu prima, a la vecina esa que siempre se  ríe contigo, a tu mejor amiga y te la llevas a casa (que tampoco hay que ir de compras a la primera, sin mirar lo que tenemos en el armario). Si eliges a esa persona de confianza cuyo look va contigo… seguro que ella, verá  mucho más. Y una vez la ropa encima de la cama, yo creo que es muy importante crear combinaciones constantes si tu nivel de autoestima está muy bajo.

Todo esto te lo digo porque lo he  hecho con varias personas. Y ha funcionado.

Organizar el armario por días es fantástico. Tendrás 7  parchas y un par de ellas más para eventos especiales.

Sabrás que las perchas estarán perfectamente conjuntadas y que estarás elegante con un toque de informalidad… dependiendo de lo que hagas cada día. Eso evita perder mucho tiempo en pensar qué me sienta bien para ir al trabajo o a lo que sea que hagas y te dará seguridad porque sabrás que efectivamente esa ropa te sienta bien y te da una buena imagen (aunque tu no lo percibas).

Creo que  el mejor ejercicio para mejorar la autoestima es salir de casa y relacionarte. Y si puede ser ir con una buena amiga a un barrio que no es el tuyo mejor que mejor. Si vas a un lugar donde nadie te conoce, con alguien que sabe muy bien de ti, observarás que la percepción que tienes de lo que piensan los demás de ti varia mucho. Si tu amiga te hace  reír por la calle, tu vas sonriente, quitándote esos pesos que todas llevamos en el fondo del bolso… será más fácil que descubras que la gente te mira por la calle por guapa, por divertida y porque irradias luz. No hay nada como cambiar de aires para que la autoestima suba y eso, no significa montarte en un avión (si se puede mejor que mejor), pero se puede cambiar de aires en la misma ciudad sin necesidad de sacar la cartera del bolso (que eso en los tiempos que corren es muy importante)

sonrisa
Soy Iratxe Bolaños, de Capacidad Positiva:  psicóloga, coach, formadora, entusiasta, decidida y honesta. La psicología y las emociones son mi vocación. No me veo haciendo otra cosa y no entiendo mi trabajo sin entenderlo que siente el otro. Durante mi vida, he aprendido que mi medio natural es el cambio, y después de haber vivido en Italia, Inglaterra y diferentes provincias de España, he decidido vivir en un pueblo de Soria de 20 habitantes. Imagínate lo que ha supuesto esta andadura… Tomar decisiones muy a menudo y ser feliz con ellas.

Creo que el espejo es algo que nos ayuda a enfrentarnos a nosotros mismos. Somos críticos con lo que vemos e incluso lo compramos de aumento… Es un símbolo de lo que hacemos con lo que no nos gusta. No conozco a nadie que se compre un espejo de aumento para poder admirarse mejor, la mayoría lo hacen para ver los pelitos, arrugas o poros que se nos podrían escapar con una mirada real… Cuando el espejo sirve para vernos, querernos y cuidarnos es uno de los mejores aliados. Si la imagen que nos devuelve nos hace sentir bien, salimos a la calle con más seguridad y la seguridad aumenta nuestras expectativas de éxito.

Te recomiendo que seas consciente de los mensajes y comentarios automáticos que te dices cada vez que ves tu imagen. Escucha y se consciente de si lo que te dices te hace bien. Es más, nos solemos levantar y mirar al espejo y en muchos casos ni nos vemos. Empezamos con palabras súper duras “Vaya ojeras” ,”qué cara tengo” ,”Joe, qué pelos…” y lindezas por el estilo. Vamos a ver: ¡Que te acabas de levantar! ¿Que tienes sueño! No hay nadie que se levante radiante… Eres humana.

Sonríe al espejo. Sonriete a ti. Y por otra parte imagina que ahí hay una niña pequeña (tu hija, o tú misma) a la que alguien más fuerte y mayor que según la ve por la mañana le dice esas lindezas qeu te dices a ti misma… Imagina cómo le protegerías, que le dirías y cómo y háblate a ti. Estás protegiendo a una parte de ti misma que cada vez se hace más pequeña… esa parte que te da alegría por las mañanas y estás permitiendo que alguien le haga sentir mal.

Soy consciente de que todo conlleva un esfuerzo y se necesita algo más, pero es lo que te puedo ofrecer en pocas líneas. Haz caso de Sara y de las demás compañeras y disfruta de la vida. De verdad, merece la pena.

sonrisa

Soy Carolina, de Conexión Mente-Cuerpo-Alma. Soy una persona que decidió tomar acción y cambiar su vida de una vez por todas. Ahora, a través de mi blog ayudo a otras personas a lograr lo mismo que yo estoy logrando: hacer la conexión entre Mente – Cuerpo – Alma e ir hacia nuestra pasión.

Aceptarnos por dentro y por fuera es vital para avanzar en nuestra vida. Quererse a uno mismo es clave, pues nosotros mismos somos los que nos vamos a acompañar durante toda nuestra vida. Sí, podemos tener defectos, pero eso no quita que también tengamos cosas bellas, sobretodo en nuestro interior.

Algo que a mí me ha ayudado mucho es recopilar cumplidos en papel. Hubo una época en la que no me sentía muy bien, así que para combatirlo hice lo siguiente: cada vez que alguien me decía algo bello tanto de mi interior como de mi físico, lo apuntaba en un cuaderno. Así, cuando tenía un bajón, podía recordar todas las cosas bonitas que la gente pensaba de mí y que, a veces, olvidamos.

Otro ejercicio que ha cambiado mi forma de pensar y mi actitud han sido las afirmaciones positivas. Al principio pueden parecer inútiles e incluso dar risa, pero según las repites en voz alta, te las vas creyendo y sintiendo su verdad. Tienen mucho poder y a mí me ha cambiado muchísimo.

sonrisa

Soy Aida Moragues Psicóloga – Coach Emocional y de Autoestima. Ayudo a las personas que lo necesitan a aprender a gestionar sus emociones, aumentar su autoestima para conseguir llegar done quieren y alcanzar más bienestar emocional. Por eso he creado Life Training. Emociones y Autoestima, un rincón para descubrirse, quererse y tomar acción.

Creo firmemente que el camino hacia la felicidad se encuentra en un viaje hacia el interior de uno mismo, en conocerse, aceptarse y quererse. Cuando este viaje hacia el interior está alineado con nuestro exterior, la felicidad simplemente fluye.

Estamos en una sociedad donde la imagen vale mucho, el cómo te ves a ti misma y cómo nos ven los demás influye en nuestro auto concepto, a la vez éste influye en nuestra autoestima y por consecuencia a nuestra felicidad; aunque el peso que se le debe dar es a un tanto por ciento inferior al de nuestro interior,  influye.

Si la imagen (aspecto físico, ropa, estilo, etc.) que transmitimos a los demás, que vemos reflejada en el espejo va acorde a tal cual somos, acorde con nuestros valores y con nuestras creencias, nos sentiremos bien. Ahora, si la belleza física es para nosotros uno de los valores fundamentales y el canon de belleza que hemos aprendido no concuerda con lo que vemos, puede influirnos muy negativamente y es en este aspecto cuando se debe hacer un trabajo de autoestima.

Haz un trabajo de auto conocimiento profundo para saber exactamente cuáles son tus cánones de belleza, reflexiona si estos cánones son accesibles o no, en el fondo la mayoría de las personas somos muy tirando a normales, pero podemos sacarnos provecho descubriendo y resaltando esas cosas que nos gustan de nosotros mismos, pero no solo las físicas, sino también las cualidades internas. Y sobre todo, no hagas más grande lo que no te gusta de ti misma; dónde focalizamos nuestra atención es muy importante, si nos centramos en lo que nos gusta menos, lo exageraremos. No te compares con los demás  y por último, analiza si tienes creencias de ti misma que te paralizan y no te ayudan, para cambiarlas por otras que te fortalezcan.

Hay muchos factores que se deben trabajar para fortalecer la autoestima, pero existen pequeños ejercicios que pueden realizarse a diario para ir fortaleciendo una imagen positiva de nosotras mismas.

El ejercicio que recomiendo es el siguiente:

Levántate cada día con tu mejor sonrisa. Aunque al principio no te la creas, mírate al espejo y sonriete, cambiar el gesto induce la emoción.

Escoge tres de tus mejores cualidades y mientras te miras en el espejo repite : -“yo soy …. y seguidas, las tres cualidades tuyas”

Practico este ejercicio muchas mañanas.

Y otro ejercicio más, como plus 😉 :

Haz una definición de tu autenticidad.

Piensa en tus cualidades, habilidades, puntos fuertes, aquello que sólo haces tú o pocas personas, que a lo mejor piensas que es una rareza pero que te hace única. Escríbelas en un papel  y crea tu propia definición.

Después de que tengas la definición, cuélgala en un lugar visible para tenerla bien presente y  piensa en qué puedes hacer para honrar tu autenticidad. Piensa en al menos 3 acciones concretas que puedas hacer en tu día a día,  que te recuerden esta definición y hazlas.

sonrisa

Soy Paloma Hornos, de Gestión Emocional. Técnico superior en Naturopatía y Terapias Complementarias,  miembro de la Asociación Profesional Española de Bioterapia; Terapeuta de Reiki y  de Técnicas Energeticas, miembro de la Asociación Nacional de Terapeutas en Técnicas de Libertad Emocional; miembro profesional y asesora técnica de la Asociación Española de Superdotación y Altas Capacidades (AESAC); hipnoterapeuta y formadora de Inteligencia Emocional, Coaching Emocional, Expresión Corporal,  Mindfulness, Yoga infanto-juvenil y Neurodanza; creadora del Método LoosEStresS© para la gestión del estrés

Escritora y articulista para diversos medios en España y Latinoamérica, imparto cursos y seminarios de desarrollo personal como vía de superación, trabajando las emociones en libertad.

Nos pasamos la vida viendo nuestra imagen reflejada, ya sea en espejos, escaparates, superficies…. y no siempre estamos de acuerdo con la imagen que estos nos devuelven. Efectivamente: DEVUELVEN, los espejos nos dan la imagen que HEMOS proyectado. Si me siento tranquila, contenta, relajada, optimista, la imagen que de mi voy a ver en el espejo me va a gustar y me va a hacer sentir satisfecha, si por el contrario tengo un día “torcido”, me siento triste o preocupada, me ponga lo que me ponga no me voy a ver bien.

Seguro que a ti también te ha pasado que un día de esos “torcidos” te has encontrado a una amiga que te ha dicho: “¡Qué bien te veo!” y lo primero que se te ocurre responder, de forma casi automática es: ” ¡qué va, que va, si estoy fatal!”. Pese a lo que te diga tu amiga Tú ya has decidido que estás fatal, y te devuelva la imagen que te devuelva el espejo, en este caso tu amiga, no la vas a contemplar como realmente es.

Por el contrario, un día de esos en lo que te levantas con buen pie, que te sientes feliz y serena…. te ves monísima, todo te queda bien y te apetece ponerte cualquier cosa que sabes que te va a quedar espectacular.

Nuestras emociones nos limitan mucho más de lo que pensamos, afectando no sólo a nuestro bienestar o desempeño, sino también a nuestra imagen.

Como se siento feliz, la imagen que veo en mi espejo me satisface, me gusto y me quiero.

Si te sientes atascada con tu imagen personal, pregúntate qué estas sintiendo: ¿Estás triste, cansada, sola, harta? y permítete estarlo. No pasa nada por sentir, pese a que nos hayan educado a tapar nuestras emociones.  Una vez descubras QUÉ sientes y aceptes que lo sientes, ponte a trabajar.

También podemos hacer que la imagen influya en el estado de ánimo:  aunque no tengas ganas maquíllate, arréglate, escoge un atuendo que, más que resultarte cómodo, resulte favorecedor y PÍNTATE UNA SONRISA. Los músculos faciales que intervienen en esbozar una sonrisa activan áreas de nuestro cerebro que segregan la hormona de la felicidad: aunque sea falsa, sonríe. Saldrás a la calle y tu sonrisa se verá recompensada con sonrisas que te vuelvan y eso retro alimentará tus propias ganas de sonreír, y esas sonrisas serán reales.

 

Existe un ejercicio que yo recomiendo a todos mis clientes y que te invito a practicar: coge un espejo, no muy grande, de esos de mano seria suficiente, en el que veas tan solo tu cara, y cada mañana mírate a los ojos y dite lo preciosa que eres, lo bonitos que son tus ojos, lo valiosa que eres, lo valiente, lo especial, lo única e irrepetible que eres. Esa mujer que esta en frente de ti, esa imagen del espejo necesita oírlo, y lo necesita oír de ti misma. No se trata de engañarte, se trata de VALORARTE.

Nathaniel Branden, considerado el padre de la psicología de la Autoestima, definió esta como “la reputación que tenemos de nosotros mismos”. Si la autoestima es un sentimiento, sólo podemos trabajarlo desde dentro, cambiando en concepto, la reputación, que tengo de mí misma.

sonrisa

¿Quién soy? ¡Hola! Soy Nika, socióloga, especialista en Ciencias del Trabajo, emprendedora y positiva 😉 Tras haber pasado por varios procesos de ansiedad, llegué a encontrar el camino a través del positivismo y desde hace más de tres años, lo acerco a los demás a través de mi blog.

Queramos o no, la imagen influye enormemente a lo largo de nuestro camino. La superficialidad de la sociedad y el modo de vida que llevamos hace que busquemos tener una imagen impecable, que mostremos a los demás una bonita fachada aunque por dentro estemos rotos…

Y sobre todo en ese momento, cuando estamos tocando fondo, debemos salir de casa y hacer lo imprescindible para vernos bien, aunque sea por fuera. Y sólo el hecho de pintarte los labios de color rojo y subirte a unos taconazos, aunque sea para ir a comprar el pan, puede ayudarte a sentirte mejor. Porque puedes ver que hay algo en ti, algo que sólo encuentras al mirarte al espejo cuando te has arreglado un poquito.

Pero para estar bien por fuera, hay que estar bien por dentro. Y es un trabajo enorme que debemos hacer desde ya.

Analiza tu situación actual. En serio, ¿has pensado que sólo influye en cómo te ves tu imagen? Puedes lucir un tipazo increíble, vestir con ropa de marca y maquillarte con los mejores productos del mercado, pero la verdadera belleza se muestra a través de la sonrisa y unos ojos que sonríen también.

Analiza tu interior, descubre qué es lo que va mal y te hace sentirte tan insegura y actúa. No te quedes quieta, trabaja en cambiar todo aquello que no funciona y poco a poco, ganarás seguridad, y esto se verá en tu imagen personal.

En este sentido, te voy a recomendar dos ejercicios: el primero, cada mañana siéntate frente al espejo y sonríe durante al menos un minuto seguido. ¿Qué no tienes motivos? Recuerda aquel momento de tu infancia correteando por la casa de tus abuelos, los juegos con tus primos… ¿Era bonito, verdad? Pues sonríe, sonríe bien fuerte. Los demás lo verán.
El segundo ejercicio para trabajar la autoestima que te propongo es que seas tu misma y no te sientas cohibida por ser así. Si tu estilo es el gótico, ¿por qué te vas a poner un jersey rosa que no te pega ni con cola? Busca vestir lo que te guste, lo que te siente bien y olvida el qué dirán… Porque para sentirte mejor en tu día a día tienes que estar a gusto en tu piel y no darle importancia a lo que digan los demás 😉
¿Qué te han parecido los consejos y ejercicios de estas expertas en bienestar? Me ha encantado contar con ellas en el post de hoy, porque me ayuda a hacerte llegar el mensaje que yo te mando todas las semanas a través de la ropa.
Como ves, la mayoría de ellas coinciden en que la sonrisa es el mejor vestido que puedes ponerte, y que, con ella, cualquier cosa que vistas te favorecerá más.
Y ahora, dime: ¿estás preparada para trabajar tu imagen personal, desde dentro hacia afuera? Si la respuesta es que sí, aquí me tienes para ayudarte a volver a sacar esa sonrisa y comenzar a demostrar quién eres realmente a través de tu ropa.
¡Un beso enorme, estilosa!
Las tendencias que vienen de Londres

Las tendencias que vienen de Londres

Como ya sabréis si habéis seguido mis andanzas en Instagram Stories, el pasado fin de semana estuve en Londres.

Reconozco que me encanta ir a esta ciudad, y, cuando el tiempo me lo permite, me escapo al que yo considero mi refugio.

Para mí no es sólo una ciudad que me atrapa y me fascina. Es el lugar donde vive la moda, donde se crean las tendencias y después se extienden al resto de Europa.

Así que sí, también me gusta ir a Londres para inspirarme. Por eso, hoy os enseño las tendencias que he visto allí hasta la saciedad, y que es de suponer que se conviertan en masivas en los próximos meses. ¡Tomad nota!

  • Sneakers negras elegantes: ya os lo he comentado en redes sociales esta semana, así que ya sabéis de dónde he sacado esta tendencia. Multitud de mujeres trabajadoras las llevaban con sus pantalones chinos y de pinzas, y el resultado era súper cool.
  • Botines bordados: los estampados que se te puedan ocurrir, estarán a tus pies. Combinados con looks monocromos o arriesgando con otros estampados.
  • Botines guante: más botines, esta vez, muy ajustados a la pierna. Suben un poco por encima del tobillo, y se ajustan perfectamente, creando ese efecto guante. Casi siempre con tacones cuadrados.
  • Camisas metalizadas: no son discretas, pero las londineses tampoco lo son (todas). Aquí en España hemos visto algunas, y me encanta cómo combinan tanto con vaqueros como con pantalones más formales tipo traje.
  • Abrigos de paño: en Londres hacía bastante más frío que en Barcelona, así que la gente ya iba abrigadita. ¿Y qué llevaban? Pues abrigos de paño, preciosos, largos, con colores pastel, clásicos con un toque moderno… Chulísimos.

londres

  • Dos moñitos: el two knot hair, para todas las edades… ¿cómo os quedáis? Pues no hubo día que me montara en el metro y no viera a alguna chica con ellos. Para que aprendáis a hacéroslos, he encontrado este video en Youtube que seguro que os ayuda.

 

¿Qué os han parecido estas tendencias? ¿Alguna que no os pondríais nunca? ¿Alguna que ya estés usando?

Prometo volver de cara a primavera para ver qué se va a llevar en verano.

¡Gracias por leerme!

Un beso,

 

Sara