¿Calidad? ¿Cómo puedo escribir un texto de calidad? ¿Y qué significa ese término? Es difícil establecer las características que debe tener un texto para considerarse de calidad, bueno, excelente… pero lo que no podemos negar es que un texto bien escrito consigue que más personas lo lean, posiciona mejor en Google y hace que el mensaje que estás mandando llegue con mayor eficacia a tu audiencia.

Escribir un texto de calidad no es tan difícil, pero hay una serie de pasos que debes conocer antes de sentarte frente a tu ordenador y ponerte a escribir un texto, ya sea para un post de un blog o para cualquier otra cosa.

escribir un texto de calidad

Toma nota de estas 5 claves para escribir un texto de calidad:

  • Investigación y revisión. Un buen texto debe estar bien documentado. Utiliza fuentes fiables, y variadas y, por supuesto, no copies. Una vez que tengas toda la información necesaria, prepárate para escribir y, por supuesto, para revisar. La revisión es importante, para que el texto tenga calidad asegúrate de que no has cometido errores.
  • Elige un título llamativo: el título debe ser una promesa, debe mostrar lo que después vas a contar en el texto, pero debe ser lo suficientemente atractivo como para llamar la atención de tu audiencia y hacer que se enganchen a tu artículo. Piensa en las palabras clave con las que tu lector ideal buscaría ese artículo, y compón un título con gancho.
  • Escribe sobre temas concretos: la calidad también se ve en la concreción de un texto. Eso no significa que el texto deba ser corto, ni mucho menos, pero sí que vaya al grano, que hable sobre lo que realmente importa y ofrezca información realmente relevante para el lector.
escribir un texto de calidad
  • Gramática, ortografía y sintaxis: nunca habrá calidad si hay faltas de ortografía. Si no estás seguro de si una palabra se escribe de determinada manera, acude a un corrector o diccionario. Y no olvides la puntuación. Las comas y los puntos se rigen por unas normas, síguelas.
  • Estructura: todo buen texto debe tener una estructura clara y sencilla de seguir por el lector. Realiza una buena introducción, un desarrollo claro y concreto y una conclusión con un pequeño resumen, y seguro que tus lectores entiendes mucho mejor las ideas que quieres transmitir.

¿Tenías en cuenta estas claves para escribir textos de calidad? ¿Has notado que tu audiencia reacciona mejor a aquellos artículos en los que has trabajado más a fondo? ¡Te leo en los comentarios!