¿Qué tengo que hacer para convertirme en un redactor digital excelente? ¿Qué conocimientos y herramientas necesito para triunfar? Estas preguntas se repiten con mucha frecuencia en mi escuela de redacción digital. Para redactar un texto de calidad, la base incluye coherencia, documentación y cumplir los requisitos para lograr un buen posicionamiento. Como ves, escribir contenido de calidad no es sencillo, lleva su tiempo y esfuerzo.

Si bien es cierto que cada cliente tiene sus propias necesidades, para ser un redactor digital excelente existe una serie de habilidades imprescindibles para triunfar en este sector que está tan de moda actualmente. Si quieres tener éxito, el camino más seguro es a través de la lectura. Leer mejora tu capacidad para ordenar las ideas y te ayuda a ampliar tu vocabulario, así como a no cometer faltas de ortografía (algo que, sin lugar a dudas, es el peor defecto cuando te dedicas a escribir).

En este post quiero compartirte las 5 que, desde mi experiencia, son las más relevantes y necesarias para tener éxito en la redacción digital:

  • Investigación. Uno de los miedos de los redactores iniciales cuando empiezan su carrera profesional es el no saber escribir sobre temas que desconocen o que no tienen controlados. Una de las principales virtudes de un redactor digital excelente es saber investigar sobre cualquier tema. Pero investigar de verdad: con rigor, objetividad y en fuentes fiables. Para ello, es necesario dedicar tiempo a la lectura de artículos, libros, etc. que hablen sobre el nicho del que tenemos que escribir para cada cliente.
Saber investigar es un punto fuerte del redactor digital excelente
  • Planificación. Ser organizado y saber planificar tu trabajo es importante, tanto de cara al cliente como para tu día a día. Si tus clientes ven que planificas su estrategia y programas sus contenidos con antelación suficiente y no vas a última hora, se sentirán tranquilos y seguros con tu trabajo y confiarán en ti. Por otro lado, cuanto más planifiques tus horas de trabajo diarias más aumentará tu productividad. Si eres autónomo, podrás trabajar para más clientes a la vez (lo que implica mayores ingresos a final de mes). Para que tus horas laborales sean más productivas puedes usar plantillas tipo Excel o simplemente Google Calendar, por ejemplo.
  • Creatividad. Ser capaz de publicar contenido de altísimo valor y que, además, sea original y atraiga la atención de los que lo lean es uno de los puntos que adquiere más relevancia a la hora de plantearte ser un redactor digital excelente. ¿Cómo lograrlo? Tus publicaciones tienen que tener mucha calidad (en este post del blog te comparto mis 5 claves para escribir textos de calidad) y, a la vez, tienes que ser capaz de llegar a la audiencia correcta para cada negocio.
La creatividad es básica para ser un redactor digital excelente
  • Flexibilidad. Poder adaptarte a las necesidades que tienen tus clientes en cada momento es vital para lograr el éxito en el mundo de la redacción digital. Eso sí, dentro de los límites que tú hayas marcado al inicio de la relación profesional que os une. Te recomiendo que hagas un pequeño contrato que incluya dichas condiciones, para evitar cualquier malentendido posterior.
  • Formación. El mundo cambia a diario y las herramientas digitales o las redes sociales lo hacen a una velocidad mucho más elevada que otros sectores. Es por ello que, para ser un redactor digital excelente, debes y tienes que estar al día de todas las novedades que aparezcan para poder ofrecer el mejor servicio posible a tus clientes.

¿Añadirías/Quitarías alguna a esta lista? ¡Cuéntamelo en los comentarios!