¿Llevas mucho tiempo escribiendo y no tienes feedbacks de tu audiencia? Hoy te cuento cómo llegar a tu audiencia con contenidos de valor. ¿Publicas en redes sociales y no consigues seguidores? ¿Qué son más potentes, las imágenes o los textos? Sólo si das contenido atractivo conseguirás más suscriptores, más reacciones, generar confianza, más visibilidad en tu empresa y, en definitiva, aumentar tus ventas.

Con todo el contenido que se genera en Internet, tienes que saber a quién van a ir dirigidas tus publicaciones. Y diferenciarte de la competencia con contenido creativo es clave. Busca temas que pueden ayudar a tu nicho de mercado: algunas herramientas son las alertas de Google –recibes noticias en tu email con los temas que prefieres- y Answer the Public –refleja las preguntas que más hace la audiencia referentes al tema que busques-. Coge libreta y boli y haz una lista con todos los temas relevantes. También es importante que estés atento de la actualidad para ser un referente de tu sector.

Tus publicaciones tienen que dirigirse a cómo resolver los sueños y preocupaciones de tu cliente ideal mediante mensajes  efectivos; sigue estos pasos para llegar a tu audiencia con contenidos de valor:

  • Tienes que llamar la atención con títulos gancho: un buen texto puede no leerse porque el título no diga nada o por no llevar las palabras clave adecuadas para que se posicione en la primera página de los buscadores. Cuida mucho el título para enganchar a tu audiencia y que haga clic en tu contenido. Funcionan las preguntas, las listas y usar palabras atractivas.
  • La redacción del texto debe ser clara y legible. Piensa tu idea principal y las secundarias; has de desarrollarlas en distintos párrafos. Habla de tú a tú con tu cliente ideal, ¿cómo le quieres ayudar? Ayúdate de las negritas para subrayar lo más importante y presta especial atención a las faltas de ortografía. Usa también un diccionario de sinónimos para no repetir las mismas palabras.
  • Estructura el texto en forma de pirámide invertida. Agrupa los mensajes que quieres transmitir en la entrada o introducción. Desarrolla en el primer párrafo la idea principal y así, progresivamente, la segunda, la tercera; al final, explica la idea menos importantes. Ten en cuenta que también tienes que atraer a tu público con la introducción; ahí decidirá si quiere leer tu artículo completo.
  • Varía el formato. ¿Por qué no ser original? No aburras a tu cliente y aprovecha los formatos que hay. Si escribes posts, sorpréndelos con un vídeo en directo o un podcast. También puedes introducir música, gifs o animaciones en algunas de tus publicaciones para atraer a tu audiencia.
  • Deja que tu audiencia te conozca y, si tienes equipo, muéstralos. Al público le gusta comprar a personas, no a marcas. Muestra cómo trabajas, tu oficina,… En las historias de Instagram y Facebook puedes mostrar tu día a día o, lo que es lo mismo, lifestyle.
  • Empléate a fondo con cada tema. Investiga sobre ese tema, busca datos e infórmate desde fuentes fiables. Crea contenido veraz, fiable y extenso. El texto mínimo de un blog son 300 palabras y lo ideal es entre 1.000 y 1.500 palabras. No metas paja, cada párrafo tiene que ser de utilidad para tu audiencia. Da información de valor, recuerda que tienes que crear una relación de confianza con tu cliente.
  • Elige bien el canal donde se mueve tu audiencia. Para ello, tienes que conocer muy bien a tu cliente ideal. La visibilidad se consigue en las redes sociales donde está tu audiencia y en los horarios de su tiempo libre. De nada sirve que publiques en Facebook, si tu público se mueve en Instagram y TikTok. Comparte tu posts en las plataformas donde esté tu audiencia. Ayuda a tu público con botones para que compartan tu contenido.
llegar a tu audiencia con contenidos de valor

Seguro que ‘una imagen vale más que mil palabras’ es una frase que has oído muchas veces y en contextos variopintos. ¿Tú qué opinas? ¿Para ti es más relevante ver una imagen o que te expliquen esa imagen? Vamos a poner un ejemplo: el Guernica. Todos tenemos la imagen de este cuadro de Pablo Picasso. ¿Prefieres observarlo detenidamente, estudiando cada elemento o que te expliquen palabra a palabra el significado?

Las imágenes son muy poderosas y el poder de la palabra es infinito. Te recomiendo dedicarle tiempo a escribir los contenidos y también a buscar imágenes adecuadas al tema elegido. Lo preferible es mezclar ambas herramientas para crear contenido de calidad. No te olvides etiquetar tus textos e imágenes con keywords o long tail. Es muy relevante, junto con tener un blog y crear contenido de calidad, para posicionarte en la primera página de los buscadores. De esta manera, aumentarán tus seguidores, suscriptores y tus ventas. Para elegirlas sólo tienes que pensar  que palabras usaría tu audiencia para buscar tu contenido. Si te perdiste el post de posicionamiento SEO, puedes leerlo aquí.

llegar a tu audiencia con contenidos de valor

¿Qué piensas sobre esta frase? ¿Combinas texto e imagen en tus contenidos? ¿Vas a poner en práctica las recomendaciones para llegar a tu audiencia con contenidos de valor? Cuéntamelo abajo, será un placer leerte.