Sara Pellicer

Panel con mapa de estrategia de comunicación

Los 9 motivos por los que deberías tener una estrategia de contenidos

Si quieres llegar hasta tus clientes potenciales, vender tus productos y servicios y, en definitiva, crecer, no basta con abrir unos perfiles en redes sociales, empezar a escribir un blog y hacerlo de cualquier manera cuando te sobra algo de tiempo. Necesitas una estrategia de contenidos que te ayude a conectar con tu audiencia. ¿Quieres conocer todos los beneficios que te puede aportar?

En el marketing digital ya no podemos hacer lo mismo que hemos hecho siempre. Las técnicas de venta que se utilizaban hace 30 años ya no sirven, y mucho menos en Internet. Piensa en el momento en el que entras a una tienda y se te acerca un dependiente para preguntarte qué quieres comprar. Seguro que en más de una ocasión has dicho algo así como “gracias, estoy mirando”.

Y es que los consumidores queremos descubrir a las empresas, pero a nuestro ritmo. Queremos saber cómo nos ayudan a resolver nuestros problemas y cómo son capaces de contribuir a que transformemos nuestras vidas. Cómo pueden hacernos cumplir nuestros sueños.

Nos encanta comprar, pero odiamos que nos vendan

Sara Pellicer

Ya no basta con tener una página web y anunciar nuestros productos y servicios a bombo y platillo. Así que necesitamos encontrar nuevas formas de llegar hasta todos esos clientes potenciales que están ahí fuera, esperándonos.

No podemos perseguir a nuestros clientes, al menos si queremos establecer una relación de confianza con ellos. Pero tampoco podemos sentarnos a esperar que el público nos encuentre. El inbound marketing, no consiste en lanzar contenidos al aire para atraer a nuestro cliente ideal, sino en buscar cómo llegar al público y darle motivos para que se enganche a nosotros. Y en esto la estrategia de comunicación tiene un papel fundamental.

Ofrecer a tu audiencia contenidos que le interesen, que le ayuden a resolver problemas, que le inspiren, que le emocionen, es la herramienta perfecta para conseguir que tu negocio destaque. Se trata de convertirte en un referente en tu sector y posicionarte, no solo en Internet, sino sobre todo en la mente de tus clientes potenciales.

Estrategia de contenidos a través de email marketing
Creador de contenido planificando la estrategia de contenidos a través del email marketing

Sin estrategia de contenidos, solo hablas. Con ella, además, comunicas

¡Cuidado!: comunicar no es lo mismo que hablar. No se trata de levantarse cada mañana y difundir mensajes de forma aleatoria. Es necesario tener muy claro por qué lo hacemos y qué queremos conseguir.

Muchas personas creen que las estrategias de comunicación están reservadas a las grandes empresas. Que se necesita un gran equipo de personas para crear estrategias de comunicación efectivas y que impacten en la vida de sus audiencias, y que todo ello supone un gran gasto de tiempo y de dinero.

Si este es tu caso, permíteme que te diga que estás equivocado.

Trabajar la comunicación digital de tu empresa y crear una estrategia de contenidos no solo no es una tarea difícil, sino que además te puede traer grandes beneficios:

  • Pones el foco en los objetivos que has marcado. Podrás centrarte en diseñar acciones específicas para tu comunicación que lleven a tu clientes hasta donde deseas.
  • Transmites el mensaje adecuado en el momento y canal precisos. Con un calendario en el que estén presentes tus objetivos puedes decidir, por ejemplo, cuando empezar a hablar sobre un tema concreto. Así podrás ir elevando la temperatura de tu público y prepararlo cuando llegue la hora de crear mensajes de venta.
  • Multiplicas tu visibilidad. ¿Cuántas empresas hay en Internet? Para que tus clientes te vean necesitas destacar. Y para conseguirlo no puedes ir publicando cada día a salto de mata.
  • Ahorras tiempo y publicas de forma constante. Ya no tienes que pensar cada día qué vas a publicar. Tener un plan te ayuda a organizar tu trabajo y terminar con esos períodos en los que siempre hay algo más prioritario que generar contenidos.
  • Creas confianza. Sabes a la perfección quién es, dónde está, qué le preocupa y qué desea tu cliente ideal. Consigues que se identifique con tu marca y que, poco a poco, te sienta como parte importante de su vida.
  • Mejora la imagen de tu empresa. Cuando tu público te percibe como constante lo hace también como confiable, así que la imagen que se forma sobre tu trabajo es cada vez más positiva.
  • Y al final consigues posicionarte como referente en tu sector. Porque ya no solo te perciben de forma positiva, sino que reconocen en ti al experto que realmente eres. Así te resultará mucho más fácil convertir a tus visitantes en clientes.
  • Además, te permite desarrollar acciones automáticas para rentabilizar tu negocio: Por ejemplo, crear una funnel de correo electrónico para vender un servicio determinado.
  • Obtienes resultados que se mantienen a largo plazo. Puede que te parezca que necesitas dedicar una buena parte de tu presupuesto a la comunicación, pero la reputación, la confianza del público y los clientes que empezarán a llegar como consecuencia de tus acciones compensarán, sin lugar a dudas la inversión realizada.

Ahora que ya tienes algunas buenas razones para utilizar el marketing de contenidos en tu negocio y trabajar con una buena estrategia de comunicación (si quieres saber más, aquí tienes un artículo donde te cuento cómo crear tu plan de comunicación de 8 sencillos pasos), ¿todavía estás pensando si te conviene?

Cuéntame en comentarios, ¿te gustaría poner en marcha tu estrategia de comunicación?